Resumen 2009 (y II): Lo peor del año

Póster de Watchmen

Cuando uno menciona lo peor del año, tiene que establecer una diferencia entre aquello que es realmente malo y aquello que no ha cumplido las expectativas.

En mi caso, la peor película que he visto este año es claramente “Transporter 3“, un buen ejemplo de lo que no debe ser una película de acción que deja por los suelos una saga que, hasta ahora, era un ejemplo de entretenimiento sin pretensiones bastante digno.

Afortunadamente, la gran mayoría de películas con posibilidades de ser malísimas, me las he evitado a base de ser bastante selectivo a la hora de ir al cine (sobre todo por falta de tiempo). De tal forma que la siguiente lista la forman las películas que más me han decepcionado, sin que signifique por ello que me parezcan engendros. Aquí está, para mí, lo más decepcionante del año:

  • Watchmen” de Zack Snyder: partiendo de uno de los grandes cómics de las últimas décadas y con el convencimiento del poder visual del cine de su director, todo el mundo esperaba lo mejor de esta adaptación. Lamentablemente  se quedó en un espectáculo plásticamente atractivo pero cinematográficamente vacío.  Para colmo era un tostón y se ha convertido, posiblemente, en la gran decepción del año. Snyder debería tener mucho cuidado con su siguiente proyecto porque la opinión de muchos, entre los que me incluyo, sobre su cine depende de ello.
  • X-Men Origins: Wolverine” de Gavin Hood: no entiendo el motivo por el que con este personaje no se atreven a hacer algo interesante como “El caballero oscuro“, por poner un ejemplo. Un guión lleno de patochadas se carga por completo una película que, por momentos, da la risa. Que en la imdb le den un 6,7 en estos momentos es para echarse a llorar.
  • Terminator Salvation” de McG: dos detalles resumen el fracaso artístico de esta película. El primero es que casi no recuerdo nada de ella. El segundo, que casi se cargan la saga y en estos momentos no es nada seguro que vaya a tener continuación.
  • Arrástrame al infierno” de Sam Raimi. Es una película que, vista con amigos y en el estado de humor adecuado, puede ser disfrutable pero yo esperaba más del retorno de Raimi a un género que conoce bien. Quizás ahora, desvinculado definitivamente de la saga “Spider-Man” podamos ver de nuevo al mejor Raimi.
  • Ágora” de Alejandro Amenábar: no es desde luego una mala película. Me parece, de hecho, una película bastante aceptable. Pero de Amenábar, autor de dos maravillas como “Los otros” y “Mar adentro” me espero siempre lo mejor y esta cinta supone, para mí, un claro patinazo. Aguardaré, como agua de mayo, su próximo largometraje. El cine español, las cifras lo demuestran, le necesita.
  • Ángeles y demonios” de Ron Howard: no sé si es que las flojas novelas de no dan para más pero lo cierto es que Howard, un artesano habitualmente eficaz, lo ha intentado dos veces y ninguna de ellas ha conseguido hacer una buena película. Lo que sí logra, por contra, es estar entre lo mejor y lo peor del año , que tiene su mérito. Que dejen al personaje de en paz, por favor.

¿Y vosotros qué película no recomendaríais de 2009? ¿Me he perdido algún espanto destacable? ¿Qué películas os han decepcionado más?

Resumen 2009: Lo mejor del año

Póster Gran Torino

Como siempre, por culpa de las navidades, llego un poco tarde al resumen del año pero más vale tarde que nunca. Se quedan fuera de la lista películas que no he podido ver así que, por razones lógicas, no valoro y que podrían haber estado en la lista (o no). Entre ellas destaco “Mi nombre es Harvey Milk“, “El luchador” o “Despedidas” que para algunos son de lo mejorcito del año pero que, por una razón u otra, no he podido ver todavía.

No suelo poner un orden en este tipo de listas pero este año sí quiero destacar dos películas por encima de todas las demás. En mi opinión son las dos mejores del año sin lugar a dudas:

  • Gran Torino” de Clint Eastwood: una obra maestra como la copa de un pino. Una exhibición de sencillez en la dirección (que no es lo mismo que dirección plana) que viene acompañado de una de las mejores interpretaciones del gran Eastwood. Un guión perfecto y una película única que creo, cierran para siempre la galería de héroes urbanos interpretados por el maestro.
  • Up” de Pete Docter: Pixar se supera año a año y si con la tremenda secuencia “Married Life” aún queda alguien que dude de que esto es cine con mayúsculas, que deje de ver películas porque esto no es lo suyo. Todo en esta película es perfecto y sirve al único propósito de emocionar al espectador. Debería ganar el oscar a mejor película del año, pero quizás en la academia de Hollywood aún no están preparados para algo así.

El resto de películas de esta lista año se quedan, en mi opinión, un pelín por debajo de estas dos, pero aún así son magníficas películas.

  • El secreto de sus ojos” de Juan José Campanella: toda una joya del policíaco, vertiente romántica, por parte de un director al que ya le venía bien un ligero cambio en su cine sentimental. Unas estupendas interpretaciones terminan de rematar una de las mejores películas del año.
  • District 9” de Neill Blomkamp: ni “Avatar”, ni “Star Trek”, la mejor película de ciencia ficción del año es esta cinta, mucho más modesta pero más imaginativa, capaz de atrapar al espectador durante casi dos horas. Para colmo consigue emocionarnos. ¿Se puede pedir más de una película así?
  • Ponyo en el acantilado” de Hayao Miyazaki: aunque no llega a la altura de la genial “El viaje de Chihiro”, lo cierto es que la frescura de Miyazaki se agradece y queda por encima de casi todas las cintas de animación del año. Algo más infantil que las últimas películas del director pero perfectamente disfrutable por los espectadores adultos. La imaginación del maestro japonés parece no tener fin; que siga así.
  • Déjame entrar” de Tomas Alfredson. La historia humano-vampiro del año es esta, pese al éxito atronador de la saga Crepúsculo. La relación entre la inquietante vampira y el peculiar niño protagonista ha asombrado a todo el mundo con su magnetismo y su poesía. Cine con mayúsculas que demuestra que, en el fantástico, no está todo dicho.
  • The visitor” de Thomas McCarthy: otra demostración de que un gran guión y unos grandes actores pueden sostener una película si el director es inteligente y no tiene el ego excesivamente inflado. Richard Jenkins se enfrenta al papel de su vida y de paso nos pone la piel de gallina.
  • Slumdog Millionaire” de Danny Boyle: para algunos es sensiblera y la acusan de mostrar a los personajes o como muy buenos o como muy malos. Yo entiendo esta película como un cuento y en los cuentos las cosas funcionan así. Por eso me emociono, sufro, río y lloro en una película que arrasó en los oscars y, aunque puede parecer excesivo, lo cierto es que mirando uno a uno, sus rivales nominados no eran tan claramente superiores como para criticar la decisión de la Academia de Hollywood.
  • El desafío: Frost contra Nixon” de Ron Howard: soy un fan de las buenas películas de corte político. Howard demuestra que es un tipo muy listo y deja casi todo el trabajo al montador, al guionista y a los actores. Filma, así, la que puede ser su mejor película. Un duelo entre Michael Sheen y Frank Langella que podríamos decir termina en tablas, pese a que el personaje de Langella sea de los que hacen  historia.
  • La duda” de John Patrick Shanley: Meryl Streep podría anunciar los bífidus de danone y merecerse el oscar. Lo mejor que se puede decir de esta película es que sus compañeros de reparto están a su altura.

Como siempre, esto no tiene sentido sin vuestra colaboración. ¿Cuales son vuestras favoritas? ¿Qué opináis de mi lista? Venga no os cortéis que el año acaba de empezar y no es bueno empezarlo callándose cosas.