Charlton Heston es ‘El último hombre… vivo’ de Boris Sagal

Poster The Omega Man Charlton Heston Boris Sagal

Como complemento al reciente estreno de “Soy leyenda“, decidí ver las otras dos versiones que de la novela de Richard Matheson se habían realizado con anterioridad. Hoy voy a hablar aquí de la más famosa de ellas, protagonizada en 1971 por el recientemente desaparecido Charlton Heston, y que lleva por título “El último hombre… vivo” (The Omega Man).

La película es bastante mítica para todos aquellos nacidos en los 70 que tuvimos ocasión de verla de niños, bien en cines, bien en vídeo (como fue mi caso) y llama la atención, vista hoy en día con los ojos de un adulto, lo setentera que es. Tanto el look de los personajes como la música son claramente pertenecientes a aquella época del cine y no se puede negar que visualmente no ha envejecido especialmente bien.
Continuar leyendo “Charlton Heston es ‘El último hombre… vivo’ de Boris Sagal”

11 películas para recordar a Charlton Heston

Charlton Heston Ben-Hur

No hay sido fácil pero finalmente ya tengo conexión a internet en mi casa de Barcelona y mucho me temo que tengo que estrenarla publicando una triste noticia de esas que me obligan a tirar de tópicos. Porque es difícil no mencionar que ha muerto uno de los grandes mitos del Hollywood clásico (ese que muchos desconocen que existió y del que las televisiones parecen haberse olvidado).

Charlton Heston (1924 – 2008) era un estupendo actor cuyo físico le encasilló un poco en el papel de hombre duro pero que supo dotar a ese arquetipo de una cantidad de matices que le hicieron único. Creo que no hay mejor manera de comentar su desaparición que publicar una lista con las 11 películas que, en mi opinión, le harán permanecer en nuestra memoria para siempre.

El orden es de más moderna a más clásica:

  • Cuando el destino nos alcance” (Soylent Green) de Richard Fleischer: Una de las mejores películas de ciencia-ficción de la historia. Se mantiene fresca como el primer día y eso es precisamente lo que mete miedo.
  • El planeta de los simios” (Planet of the Apes) de Franklin J. Schaffner: uno de los finales más míticos y comentados de la historia del cine hasta el punto de habérsela destripado a todo aquel que todavía no la ha visto. Heston está impecable y nos demuestra que no necesita ni la voz para transmitir sensaciones al espectador.
  • El señor de la guerra” (The War Lord) de Franklin J. Schaffner: Schaffner conseguía de Heston una interpretación memorable en una de sus películas menos conocidas y de las más atípicas. Repetirían en la genial “El planeta de los simios”.
  • El tormento y el éxtasis” (The Agony and the Ecstasy) de Carol Reed: Heston convierte a Miguel Angel en una especie de Moises de las artes en un duelo con Rex Harrison de los que hacen las delicias de los aficionados a las interpretaciones poderosas.
  • Mayor Dundee” (Major Dundee) de Sam Peckinpah: Heston se partió la cara con los productores para que respetasen los deseos de Peckinpah, sabedor del talento de éste. El resultado es una pequeña joya del western.
  • El Cid” de Anthony Mann: imposible no mencionar la interpretación que Heston hizo de “nuestro” Rodrigo Díaz de Vivar. Mann convierte sus aventuras en un western con espadas y nos demuestra que si no lo hicimos nosotros antes (ni después) es simplemente porque somos muy burros.
  • Ben-Hur” de William Wyler: en los últimos tiempos parece que no es correcto políticamente defender esta película. Para mí es una de las grandes joyas del cine espectáculo bien entendido y una de esas películas por las que no pasa el tiempo. Añadiré que, además, es una película que vi en el cine de pequeño (no, no fue en el estreno, graciosillos) y eso es algo difícil de olvidar.
  • Horizontes de grandeza” (The Big Country) de William Wyler: Heston haciendo “de malo” frente al siempre bueno Gregory Peck es un duelo que merece ser visto. Wyler era uno de los grandes. Inolvidable la banda sonora de Jerome Moross.
  • Sed de mal” (Touch of Evil) de Orson Welles: cine, cine y más cine en una de las obras maestras más grandes jamás filmadas.
  • Los diez mandamientos” (The Ten Commandments) de Cecil B. DeMille: espectáculo, espectáculo y más espectáculo. La escena del Mar Rojo es ya un icono del cine.
  • El mayor espectáculo del mundo” (The Greatest Show on Earth” de Cecil B. DeMille: sobre el mundo del circo no se ha hecho nada igual. La película que lanzó a Heston a lo grande.

Por supuesto echaréis en falta alguna película suya o quitaríais alguna de las que he puesto. Como siempre digo, ahora es vuestro momento para opinar. Ver sus películas y debatir sobre ellas es el mejor homenaje que le podemos hacer.

Noticias relacionadas: