‘The Visitor’ de Thomas McCarthy

Póster de 'The Visitor'Por culpa de las vacaciones y el resfriado de caballo que he tenido estos días (yo cuando tengo algo, lo tengo de caballo; no hagáis preguntas) tengo pendiente comentaros tres de las películas que más me han gustado este año que se termina ya.

La primera de ellas es “The Visitor“, dirigida por Thomas McCarthy que ya había dado la campanada hace unos años con “Vías Cruzadas” (The Station Agent), que no he tenido la suerte de ver. Y digo suerte porque si su ópera prima está al nivel de esta “The Visitor”, está claro que es algo digno de ver.

“The Visitor” nos cuenta el proceso de cambio de Walter Vale (Richard Jenkins), un profesor que se siente totalmente frustrado y que, al acudir a un curso en New York, encuentra a una joven pareja de inmigrantes viviendo en su piso. Esto desencadenará una serie de sucesos que afectarán profundamente la vida del profesor Vale.

Me repito hasta cansarme pero no puedo dejar de recordar que con un gran guión y unos grandes actores más de la mitad del trabajo de un director está hecho. Es evidente que aún así tendrá que intentar no estropearlo (Michael Bay arruinaría un guión así, claro está) pero la cosa se vuelve más sencilla.

Aquí estamos ante otro de esos casos. El guión, del propio McCarthy, es fabuloso. No hay nada que falta o que sobre en él, cada escena complementa a la anterior hasta completar un todo coherente y creíble. Una delicia de escritura. Ojalá muchos otros, que presumen de hacer cine social, supiesen escribir un guión como éste.

Pero no acaban ahí los méritos de McCarthy, ya que la dirección de actores (ya en su anterior película había brillado en ese aspecto) es soberbia. Todos los secundarios están espléndidos aunque me quedo con la magia en pantalla de Hiam Abbass y con la impresionante, sobrecogedora actuación de Richard Jenkins, posiblemente ante el papel de su vida.

Jenkins es el típico secundario del que todo el mundo conoce su cara y que ya había demostrado su talento en cintas como “El hombre que no estaba allí“, “Crueldad intolerable” o “Quemar después de leer” (es habitual de los Coen), pero que no había podido probar, hasta ahora, su capacidad para llevar él solito, el peso de una película. En “The visitor” esta capacidad queda más que demostrada porque Jenkins nos ofrece un recital de interpretación, plagado de matices y detalles, que hubiese sido merecedor de algo más que una nominación al oscar. En mi opinión Sean Penn con un oscar ya tenía suficiente, no necesitaba más reconocimiento, mientras que a Jenkins podría haberle supuesto el espaldarazo definitivo.

Frente a tremendo guión y tremendas interpretaciones, la labor puramente de director de McCarthy queda un poco oscurecida. En parte voluntariamente porque decide apartarse de estridencias y no hacerse notar para no desviar la atención de lo que verdaderamente considera importante. Aún así, quizás un poco más de vigor en algunos momentos hubiese sido de agradecer pero no empaña, en absoluto, su magnífico trabajo.

“The visitor” se ha convertido, por sopresa, en uno de los sleepers de la temporada española. Se merece eso y más porque es una auténtica delicia que enamorará a todos aquellos que disfruten con un buen guión y unas buenas interpretaciones.

Valoración final: 9 sobre 10

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

2 opiniones en “‘The Visitor’ de Thomas McCarthy”

  1. ‘The station agent’ es, efectivamente, digna de ver. Sus actores, sobre todo Patricia Clarkson, Bobby Cannavale y Peter Dinklage, están estupendos, y forman entre los tres una amistad peculiar, divertida y entrañable a su modo.

  2. Esta película sigue, por el momento y a falta de pocos días para acabar el año, en mi top 10 de 2009. Sincera, valiente y bienintencionada (el único pero es que quizás demasiado). Sin sensibilerías ni chorradas. Como bien dices, todo funciona a la perfección.
    El speech final lleno de rabia e impotencia de Jenkins es conmovedor.
    Me apunto la anterior de este director.

    Por cierto, hoy he publicado la foto de un tipo muy feo en mi blog…

Comentarios cerrados.