Mis recuerdos de Paul Newman

Paul Newman

Paul Newman (1928 – 2008), sin lugar a dudas uno de los mejores actores de la historia del cine, ha muerto. Deja tras de sí una brillantísima filmografía y, lo más importante, una vida de la que podía sentirse satisfecho. Esto no es nada nuevo para vosotros porque, a estas alturas, ya habréis oído palabras similares en todas las cadenas de televisión y periódicos del mundo entero. Yo, como siempre, intentaré deciros lo que Paul Newman era para mí.

Creo que la primera vez que vi su rostro en el cine fue en una reposición de “El coloso en llamas“, en el ya desaparecido Cine Coruña de mi queridísima ciudad natal. Yo era muy niño pero recuerdo perfectamente el enorme póster de la película en el que un rascacielos ardía pasto de las llamas. Hoy en día los efectos de la película están más que superados pero en su momento aquello tenía la suficiente fuerza, como podéis imaginar, para impactar a un niño pequeño como yo. Allí estaban, luchando contra las imponentes llamas, dos tipos tan íntegros, chulos y tiernos a la vez como Steve McQueen y el propio Newman.

Otro de mis recuerdos más entrañables del actor tienen que ver con una de esas películas que podríamos llamar Hitckcockianas, es decir que, sin estar dirigidas por el maestro, tienen algo de su estilo. Se trata de “El premio” (otro de mis recuerdos del sábado cine de mi infancia), en la que Newman interpretaba a un físico que se veía involucrado en un misterio durante los días previos a la entrega del premio Nobel. Demasiados alicientes para un joven como yo que también deseaba estudiar física y al que le gustaban los misterios. Una película a reinvindicar que me gustó desde niño y que creo que no ha perdido ni una pizca de su encanto.

Ni qué decir tiene que con los años, y en parte gracias a un estupendo ciclo de la televisión española de su mejor época, fui viendo casi todas las cintas protagonizadas por este excelente actor y apreciando poco a poco la inmensa calidad de su trabajo. Comparado en sus inicios con Marlon Brando con quién le unía una formación actoral similar y un evidente parecido físico, el tiempo ha demostrado que estaba dotado de un talento similar que, además, supo gestionar mucho mejor a lo largo del tiempo.

Tiempo en el que nos regaló películas y papeles para el recuerdo como el boxeador de “Marcado por el odio“, el inolvidable Billy el Niño de “El zurdo” (una maravilla que tardé muchos años en descubrir), el Ari Ben Canaan de “Éxodo“, el científico con una misión de “Cortina rasgada“, el investigador Harper de “Harper, investigador privado” y “Con el agua al cuello“, el espía de “El hombre de MacKintosh“, el abogado que se encuentra con su última oportunidad de “Veredicto final” o el detective privado de “Al caer el sol“, una cinta que mereció mejor suerte y en la que demostraba de nuevo que pocos grandes del Hollywood clásico habían sabido envejecer como él.

Dejando de lado esos recuerdos más personales, si me preguntasen cuales son sus 10 mejores películas o sus 10 mejores interpretaciones me pondrían en un aprieto. Aún así, y teniendo en cuenta que hay algunas películas suyas que no recuerdo tan bien como desearía, me quedo con las siguientes:

  • El largo y cálido verano” (The Long, Hot Summer) de Martin Ritt: primera gran explosión de talento de Newman, en el que el personaje interpretado por Orson Welles veía al hijo que le hubiese gustado tener. Curiosamente hay algo de esta historia en la última película de mi lista pero esta vez con Newman como padre. Los ambientes sureños de Estados Unidos comenzaban a darle buena suerte al actor.
  • La gata sobre el tejado de Zinc” (Cat on a Hot Tin Roof) de Richard Brooks: era realmente sencillo entender los motivos por los que la bellísima Elizabeth Taylor se moría de deseo por el personaje interpretado por Newman, mientras éste pensaba más en “su mejor amigo” que en llevársela a la cama. Pocas veces el teatro llevado al cine ha sido tan cinematográfico. Una obra maestra de las que ya no se hacen.
  • El buscavidas” (The Hustler) de Robert Rossen: es otra de esas obras maestras que ya no se hacen hoy en día. El personaje de “Fast” Eddie Felson marcó una época hasta tal punto que con los años todo el mundo considera una injusticia que no ganase el oscar. Yo no estoy seguro de si fue injusto o no pero la película de Rossen, una maravilla de planificación y dirección de actores, se mantiene como una de las grandes de todos los tiempos casi 50 años después.
  • Dulce pájaro de juventud” (Sweet Bird of Youth) de Richard Brooks: De nuevo el escritor Tennessee Williams y el director Richard Brooks se cruzaron en su camino y le brindaron la oportunidad de hacer historia y él, ayudado por una impresionante Geraldine Page, no la desprovechó.
  • La leyenda del indomable” (Cool Hand Luke) de Stuart Rosenberg: Uno de sus personajes más legendarios, nunca mejor dicho, es este Luke capaz de cambiar la vida de sus compañeros de prisión para siempre aunque para ello tenga que comerse 50 huevos cocidos. Cada vez que veo esta película me parece mejor.
  • Dos hombres y un destino” (Butch Cassidy and the Sundance Kid) de George Roy Hill: primera de las dos colaboraciones con Robert Redford en la que quedó de manifiesto que la química entre ambos era perfecta. Una vez vista no es posible olvidar la escena del salto al río (¿soy el único que ve un homenaje en cierta escena de “Acorralado”?), la de la bicicleta al ritmo de “Raindrops keep falling on my head” o el impactante final que me dejó clavado en el sofá de mi casa cuando la vi por primera vez en vídeo (Betamax, para más señas).
  • El golpe” (The Sting) de George Roy Hill: Otra de las que vi en el cine en una reposición cuando era niño. No es necesario que os recuerde la huella que esta película deja en el espectador cuando la ve por primera vez y va de sorpresa en sorpresa. La química con Redford se mantiene e incluso se refuerza. Newman comenzaba a ser un mito.
  • El color del dinero” (The Color of Money) de Martin Scorsese: Y al fin le dieron un Oscar en el que posiblemente pesaba el recuerdo de la cinta original. Pese a ello, se trata de una estupenda película, válida sin haber visto la anterior, en la que Newman da lo mejor de sí mismo terminando de retratar al personaje que había creado 25 años antes.
  • Ni un pelo de tonto” (Nobody’s Fool) de Robert Benton: una de esas películas que pasó sin pena ni gloria pero que encierra lo mejor del talento interpretativo de Paul Newman, estupendamente secundado por Melanie Griffith y Bruce Willis entre otros. Un conjunto de personajes maravillosos encabezados por el inolvidable papel de Newman. Un guión perfecto y una dirección sobria para una de las mejores y más infravaloradas películas de los 90.
  • Camino a la perdición” (Road to Perdition) de Sam Mendes: Su canto del cisne cinematográfico difícilmente podría haber sido más brillante, tanto por su interpretación como por la maestría del film en general. Su mirada bajo la lluvia, en una de las escenas clave, es una de las imágenes más impactantes de la última década.

Voluntariamente he dejado fuera del post una película que vi hace muchísimos años y que muchos habréis echado en falta en la lista. Espero volver a verla pronto, aprovechando que la tengo en dvd, y comentarla aquí con vosotros.

Y hablando de vosotros… ¿qué recuerdo tenéis de Paul Newman? ¿qué películas suyas preferís?

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

14 opiniones en “Mis recuerdos de Paul Newman”

  1. Coincido contigo respecto a “Nobody’s Fool”, una magnífica película que estuvo nominada al oscar, pero que pasó sin pena ni gloria. Con Newman se ha ido uno de los grandes, dejando un mundo del cine actual mediocre e insïpido hasta decir basta. Saludos.

  2. Jo, si has nombrado todas sus grandes pelis!.
    Para mí Paul Newman es “La leyenda del indomable”, una peli que me impactó con muchas escenas cuando chiquitín, desde la mítica de la ingesta de huevos, la pelea a puñetazos con el matón que luego es amigo, las gafas del sol del “jefe” y las tetas de la calientabraguetas que limpiaba el coche de una manera muy muy muy sexy. Peliculón.

    De tu lista hecho en falta dos películas que me gustan mucho, las dos de Martin Ritt: “Hud” donde Newman está sensacional y, sobre todo, “Un Hombre”, uno de los westerns más peculiares de la
    Historia. (es un western?). Buenísima película.

    Coincido con que “El premio” es una de mis películas de mis “sábado cine” favoritos. Me encanta.

  3. Primero, felicitarte por tu blog, le he leído mucho pero no me había decidido hasta ahora a escribir comentarios. Has hecho una revisión magnífica de su filmografía en base a tus recuerdos, que son practicamente como los de todos. Yo me quedo con El buscavidas, esa obra maestra y esa recreación fantástica de Newman, nunca un perdedor resultó tan maravilloso. Y también recordar Cortina Rasgada, que aunque Newman no acaba de cuajar del todo en el universo hitchcokniano, es sin duda una película más que interesante (vaya escena la del asesinato en la casa del campo…)

  4. Yo, la primera vez que le ví, fue en “El Golpe”, una película que me marcó muchisimo. Por su guión, por sus sorpresas, por como juega con el espectador,… pero sobre todo por el personaje de Newman (que manera de jugar a las cartas borracho!)
    Yo soy muy jóven (y con ésto no quiero decir que los que por aquí pasan normalmente no lo sean… o sí, jejeje) y solo pude disfrutar con él en pantalla grande con “Camino a la Perdición”, y de qué manera!
    Coincido plenamente con lo dicho de la escena en la lluvia y la mirada de Newman. Creo que no he visto un momento tan brillante désde entonces…

  5. Chaval, a mi tú no me llamas chulo. Eso no me lo dices en la calle.
    Algunas no las he visto, otras no las recuerdo bien (Towering Inferno), pero he visto hace bien poco The Sting y Butch Cassidy and the Sundance Kid y me parecen buenísimas.
    La escena que mencionas de las bicicletas es chulísima, y hay una escena en The Sting que me hizo muchísima gracia que decía algo así:
    -Redford: “No es un tipo tan duro”
    -Newman: “Nosotros tampoco”

  6. Que tristeza el sábado cuando me enteré. Paul Newman era, es y será mi actor favorito… sus pelis, aún siento unas mejores que otras me gustan todas, aunque tengo un algo especial con el golpe, el buscavidas, el color del dinero y la gata. Os juro que siempre en época de exámenes pasaban por la tele el golpe, llegó a ser para mi un amuleto, pensaba “o la reponen o cargo”
    y cuando fui a ver camino a la perdición, la primera escena de el en velatorio, su presencia, como llenaba la pantalla…
    pues eso, que se van los mitos, y no puedo evitar entristecerme…

  7. Anchiano: me alegra descubrir que no soy el único que defiende “Nobody’s Fool” porque es una película que me encanta y de la que no oigo hablar nunca. Quizás su sencillez juegue en su contra porque si no, no encuentro explicación.

    Mr. Lombreeze: efectivamente, las dos grandes olvidadas quizás son “Un hombre” (fue un desliz, porque de hecho la tenía en el borrador del post) y “Hud” de la que no recuerdo casi nada pero que tengo en dvd y espero ver a lo largo de este mes para poder comentarla aquí.

    Mr. Ripley: la escena del asesinato en la casa de campo es de una crudeza impresionante. Quizás la escena más recordad e impactante de la película. Si alguien como Mr. Ripley recomienda un asesinato… sabe de lo que habla 😉

    Mr.Cash: eres joven pero bueno, nadie es perfecto, jeje. “Camino a la perdición” es una peli que me parece perfecta desde el primer hasta el último momento. De hecho es casi demasiado perfecta.

    Octopus Magnificens: pues presiento que será esa misma reposición porque yo calculo que la vi en cine con unos 10 años así que…

    Steve MacQueen: es que más chulo que tu tocayo en la historia del cine hay pocos. Si te parecieses un poco a él hasta tú tendrías motivos para ser chulo 😛

    Pumuki: me encanta la anécdota que cuentas porque creo que todos hemos tenido algún amuleto de esos para aprobar, ya fuese una película, o un disco o algo así.

    Como bien dices, se van los mitos. Esperemos que alguien pueda llenar, aunque sea relativamente, su hueco.

    Saludos

  8. Echo de menos en tus comentarios “Lady L”. Yo siempre quise ser anarquista, enrollarme con Sofía Loren, y vivir a costa de David Niven(que reconocía ser rico simplemente porque su familia había empezado a robar antes que la de Sofía).
    Paul Newman es uno de los pocos actores de los que siempre me fié: sólo aparece en películas buenas o muy buenas.

  9. Tengo un recuerdo lejanísimo de “Lady L.”, querido Cable Hogue, y por eso no la mencioné. Bueno, por eso y porque tampoco podía mencionarlas a todas, claro.

    La verdad es que el plan que mencionas (anarquista, lío con la Loren y vivir de Niven) suena realmente bien 😀 ¿Dónde hay que apuntarse?

    Saludos

  10. Un homenaje tan excelente como merecido el que haces en este post al irremplazable Paul Newman. De hecho, llevaba varios días queriendo visitar expresamente tu blog para buscar algún post de reconocimiento a su figura que sabía encontraría aquí y no me defraudaría.
    Hay una película de él que recuerdo haberla visto hace un millón de años, una tarde tonta de esas de domingo, en la que lo mejor que tienes que hacer es no hacer nada, y que me encontré con ella, y la recuerdo como una de las películas que más me gustaron de él, con permiso de “El golpe” y “Dos hombres y un destino”. Creo que se llamaba “Hombre”, o “Un hombre”, o algo parecido. No lo recuerdo bien, porque hablo de memoria, y no he vuelto a verla…A lo mejor sabes de cual hablo. Lo mismo es de esas películas, sin pena ni gloria, que tampoco son para destacar en su brillante carrera, pero es que, fíjate, no sé si es porque era una tarde tonta de domingo de la que no esperas gran cosa, o por cualquier otra razón simplona, pero me pareció una película exquisita.¡Es lo bueno que tiene no ser una entendida en cine! ¡Que te puede gustar cualquier de peli, sin que tenga que ser una joya, que no te van a criminalizar por ello!

    Caray, pues, “El premio”, que también es una de las que me gustan a rabiar, tenía yo la idea equivocada, de que él interpretaba al personaje que estaba nominado al Nobel de Literatura, y que se ve envuelto en una trama para salvarle el pellejo precisamente al Nobel de Física. ¡Menudo cacao me debí de hacer! Imperdonable. Está claro que estoy obligada a verla de nuevo…Desastre de memoria la mía…

  11. Ay, Talía, que no tienes tan mala memoria como crees y resulta que, en efecto, Paul Newman interpretaba al premio nobel de literatura y Edward G. Robinson al de física… mmm… debería tomar más fósforo para la memoria… o no era el fósforo? mmm….

    De “Un hombre” tengo un excelente recuerdo pese a que hace muchos años que no la veo. De todas formas la iba a mencionar en el artículo pero algo ha pasado que debí borrar justo esa línea… mmm… fósforo era, no?

    Defender “Un hombre” y “El premio” demuestra buen gusto. Un placer tenerte por moonfleet.

    Saludos

  12. Pues no sabes cómo destesto llevar razón, Jeremy, porque a mi también se me hacía mucho más glamuroso el personaje de Paul Newman como físico que como escritor, (se ve que la cabra tira al monte… ;)), y confieso que la primera vez que vi “El Premio”, siendo una cria, tuve exactamente la misma confusión que tú con dicho personaje. También asocié a Paul con el físico, y al otro con el escritor.
    Posteriormente me fui dando cuenta de que estaba en un error, y reconozco que me sentí algo decepcionadilla por ello. Por eso, cuando lo comentaste en tu blog, albergué cierta esperanza de que me hubiese equivocado de nuevo, y la 1ª opción fuese la buena, :), ya que me sentí totalmente identificada cuando comentas eso de “Demasiados alicientes para un joven como yo que también deseaba estudiar física…”.
    ¡¡A la porra el fósforo por pincharme el globo!!

    Siempre es un placer visitar Moonfleet…
    Saludos.

  13. Coincido con lo que habeis dicho, la pelicula de Ni un pelo de tonto, novela no solo recomendable sino basica para todo lector que se precie fue llevada al cine de manera magistral…leyendo el libro no paras de imaginar a Paul Newman de aca para alla con ese sentido del humor, esas ganas de vivir que se pueden llevar todo por delante…el pueblo le idolatra, le quiere, le añora…es una pequeña muestra de lo que ocurria de verdad en la vida real…mi primer pensamiento cuando escuche que habia muerto es una pena intensisima por no haber podido ver de cerca y no podre ver de cerca nunca a una de las personas que mas he admirado y admirare siempre…sigo pensando que alla en North Bath sigue Donald Sullivan, Sully nuestro querido Paul haciendo feliz a todos los que le rodean…un ejemplo para todos. Un abrazo Paul donde quiera que estes!!!

Comentarios cerrados.