‘Vicky Cristina Barcelona’ de Woody Allen

Póster Vicky Cristina Barcelona Woody Allen Javier Bardem Penélope Cruz Scarlett Johansson

Que no se le puede pedir a un director que haga películas maravillosas año tras año es evidente. Que este año no está siendo especialmente brillante, desde el punto de vista cinematográfico, salta a la vista. Juntemos esas dos realidades y nos daremos cuenta del tremendo error que supondría ir a ver la última película de Woody Allen, a priori tampoco especialmente atractiva, pidiéndole una obra maestra.

Sin embargo, parece que buena parte del público está saliendo descontento de las salas donde se proyecta “Vicky Cristina Barcelona“.

Tal vez influyen las ganas que se tiene de poner a parir a cualquier actor español que se atreva a tener “demasiado éxito” en los USA. Pero me temo que lo que está pasando es que la película está teniendo un público más grande de lo habitual en el cine de Allen, por la tremenda publicidad de la película en nuestro país. Contar con estrellas españolas, haber rodado en España, la casualidad del oscar a Javier Bardem y el romance entre éste y Penélope Cruz, han provocado que, hasta en los programas más anticulturales de la tele, se hable del estreno de la película. Pero claro, si no te gustan las comedias de Allen, tampoco te va a gustar esta y nadie debería sorprenderse.

Ciñéndonos al cine, que es lo que a mí me interesa, la película pertenece a la rama de “las comedias flojitas” del director neoyorquino. Quiero decir con esto que no es ninguna maravilla pero que es mejor que la gran mayoría de comedias que se estrenan a lo largo del año. Ser un genio es lo que tiene, que cuando algo te sale “regular” te sale mejor que a casi nadie.

No es ninguna sorpresa en el cine de Allen encontrarse con interpretaciones logradas. Una de sus grandes virtudes es precisamente saber escoger muy bien su reparto y extraer de ellos lo mejor. De ahí que gente como Javier Bardem, Penélope Cruz y Scarlett Johansson demuestren una vez más su versatilidad, recordándonos su talento para la comedia.

Tampoco puedo dejar de lado a Judy Nash, personaje interpretado por la siempre estupenda Patricia Clarkson, actriz de la que soy un fan absoluto en todos los aspectos.

Pero hay varios problemas en la película y el más importante, curiosamente, es el guión de Allen, no tan redondo como nos tiene acostumbrado. Se abusa en exceso de una impersonal voz en off y se le presta poca importancia a Vicky, el personaje más interesante de la cinta y el único que realmente evoluciona; interpretado estupendamente por Rebecca Hall. El resto de los personajes nos pueden gustar más o menos pero lo cierto es que evolucionan bien poco.

Esos problemillas de guión son quizás los culpables de que el ritmo no sea el adecuado. Hay momentos que duran demasiado (el encuentro inicial entre Vicky, Cristina y Juan Antonio) y otros que no están suficientemente bien explicados.

Pese a esos defectos, la película tiene momentos divertidos que harán las delicias de los espectadores. Lo malo es que algunos de los más divertidos se perderán con el doblaje al resultar incomprensible la cara de Cristina, estadounidense, cuando Juan Antonio y María Elena discuten en castellano. Ese conflicto idiomático, el único conflicto idiomático que muestra la película, está muy bien retratado pero se perderá por el maldito doblaje.

Lo que no se perderá con el doblaje será la broma, desconozco la profundidad de la intención del director, sobre qué utilidad puede tener lo que está estudiando Vicky que es, por si no la habéis visto, “identidad catalana”. Parece ser que los estudios de Vicky fueron imposición de las autoridades catalanas a cambio de una generosa subvención y me pregunto si la bromita no será una venganza sutil del amigo Woody.

No digo más. Podríamos hablar sobre el retrato de España dado por el director o sobre lo iguales que parecen Oviedo y Barcelona (poned el nombre de otras dos ciudades cualesquiera y la película no cambia ni un ápice) pero este comentario se alargaría demasiado. Disfrutad de la película que es un buen entretenimiento con el que echarse unas risas con un poco de humor inteligente de ese que, en las últimas décadas, disfrutamos en tan pocas ocasiones.

Valoración final: 7 sobre 10

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

5 opiniones en “‘Vicky Cristina Barcelona’ de Woody Allen”

  1. Me gustaron el papel y la actuación de Penélope Cruz, muy mujer española pasional, posesiva y destructiva.

    Y si, efectivamente con el doblaje se pierde media película, pero al menos fui al cine, cosa que hacía tiempo que no sucedía.

    Ahora me voy a sobar, que mañana hay que trabajar, es decir, en 7 horas 😀

  2. Sin duda ir al cine es mejor que no ir, incluso aunque veas la película en versión mutilada, perdón, quise decir doblada 😉

    Opinaría sobre la mujer española pasional, posesiva y destructiva pero mi especialidad son las gallegas 😀

    ¿De verdad son así las españolas? Jolín qué miedo!!!

    Saludos

  3. Más que la “típica” mujer pasional española, Penélope Cruz interpreta a un personaje típico de Almodóvar, y por eso está tan graciosa.

    Se podría hablar mucho sobre los tópicos y el hecho de que las dos protagonistas sean turistas americanas en España, pero no me apetece, la verdad :-). Yo me reí en todas las discusiones de Juan Antonio y María Elena y no me disgustó la peli, así que poco más puedo aportar. Bueno, que me pongo a los pies de Patricia Clarkson y le hago de alfombra, si es necesario. 😉

  4. Jajajaja, efectivamente MacGuffin yo creo que en todo caso la Penélope Cruz de la película es más Amodovariana (toma palabro) que “española” aunque la verdad es que me lo pasé tan bien con ella que no me acordé del manchego en toda la película.

    Me alegra comprobar que no soy el único que se rinde ante Patricia Clarkson. Pronto estrenará película en España así que podremos disfrutar de ella una vez más (este año no hay queja).

    Saludos

  5. Suscribo la crítica, pero además he de decir que me encantó la banda sonora, es igual de divertida que la peli. Woody Allen es un genio eligiendo la música para sus películas.

Comentarios cerrados.