‘Los cronocrímenes’ de Nacho Vigalondo

Los cronocrímenes Nacho Vigalondo

Tras una injustificada espera, que no hace sino demostrar la ceguera cinematográfica española, al fin el público ha podido juzgar a Nacho Vigalondo por su obra y no por su incuestionable carisma. En ese año de espera, mientras en España tenía que partirse la cara para conseguir estrenar la película, en los USA le compraban los derechos para realizar el correspondiente remake. Lo dicho, aquí mantenemos algunos defectos endémicos que va siendo hora de que cambien.

Los cronocrímenes” es la ópera prima de Vigalondo y, teniendo en cuenta la tremenda presión que debe sentir alguien que estrena por primera vez en el cine español, no me queda más remedio que rendirme ante el valor y la honestidad de la propuesta.

Valor porque se trata de un tipo de cine, la ciencia ficción, que no termina de estar bien visto en nuestro país. Menos aún si carece de efectos especiales y tiene tan sólo un reducido número de personajes.

Honestidad porque Vigalondo no apuesta por un cine comercial sino por un cine totalmente personal. La película es Vigalondo 100%, tiene su personalidad grabada a fuego, su mala leche, su atmósfera rozando el surrealismo y esa sensación de no tomarse nada en serio. Aquellos que hayan disfrutado de “7:35 de la mañana” o de “Choque” entenderán lo que quiero decir.

Ha rodado con muy poco dinero, y eso se nota, pero es notable la forma que ha tenido de economizar los medios de tal forma que, aunque se nota que no había presupuesto, no se echa en falta nada. Esto es así por un guión bastante bueno, quizás un pelín estirado para llegar a una duración comercial, y por una dirección que opta por la sobriedad y la contención.

En cuanto a los actores tengo que decir que creo que Vigalondo debería reservarse papeles menos importantes, al menos por ahora. Hay momentos en los que da la sensación de estar a puntito de echarse a reír mirando a la cámara. Bastante mejor está Karra Elejalde, que ha recibido muchas críticas negativas que le reprochan inexpresividad. Algo de eso hay porque, si bien hay que tener en cuenta que interpreta a una persona normal, anodina y aburrida y, por tanto, es lógico que su personaje transmita esas sensaciones, también es cierto que no termina de expresar la evolución del personaje todo lo bien que debería.

Candela Fernández y Bárbara Goenaga cumplen con sus breves papeles, especialmente esta última que interpreta un personaje enigmático del que nos quedamos con ganas de saber más.

Por resumir diré que Vigalondo cumple, sin deslumbrar, con los dos compromisos básicos de todo cineasta que comienza. Primero con su público, que tiene motivos más que suficientes para sentirse satisfecho, y segundo con los productores a los que demuestra que es capaz de dirigir una película eficazmente y con poco presupuesto. Espero que esto le haga más fácil estrenar su segunda y, desde hoy, esperada película.

Valoración final: 6,5 sobre 10

Noticias relacionadas:

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

6 opiniones en “‘Los cronocrímenes’ de Nacho Vigalondo”

  1. Sin embargo, al final, yo creo que Elejalde sí le da el tono que necesita el personaje (SPOILER ALERT), cuando se da cuenta de que no puede cambiar nada y de que, haga lo que haga, todo eso ya ha pasado antes y volverá a pasar otra vez (FIN DEL SPOILER).

    Me recordó mucho a una película de viajes en el tiempo realmente peculiar que se llama “Primer”. Ésta era más enrevesada, eso sí.

  2. A mí también me recordó bastante a “Primer”, lo que pasa es que “Primer” iba bastante de intelectual y enresevaban bastante el tema mientras que aquí Vigalondo se queda con la esencia de la historia y le añade su mala leche.

    Un buen y prometedor debut, sin duda.

    Saludos

  3. Bastante de acuerdo en general en la nota que le pones. “La momia rosa se queda a medio gas”, en mi opinión. Así lo expliqué en mi blog pero creo que es una propuesta interesante y mucho mejor que otras cosas que nos venden en el cine español actual.

    Saludos, buen blog!!!

  4. Desde luego, Alberto Q., “Los cronocrímenes” está bastante por encima de la media de lo que nos vende el cine español. De hecho es muy superior a la última película del cine español que he visto y que espero comentar pronto por aquí.

    Saludos y bienvenido a Moonfleet.

  5. A mí, “Primer” y “Los cronocrímenes” se me parecen como un huevo a una castaña, excepto por el hecho de que se viaja en el tiempo en ambas…

    La peli no está mal. Gonegaga es guapa pero su personaje no dice nada, el personaje de Elejalde podría haber resultado mejor siendo más atribulado, Vigalondo le resta a su personaje. Estoy de acuerdo con Jeremy en que parece que está a punto de echarse a reír; y no solo eso, es que además parece que se ha puesto delante de la cámara como quien se va a comprar el pan: sin ningún tipo de trabajo actoral hecho.

    Por otro lado, olé sus cojones por la peli. Ahora bien, sintiéndolo mucho, la peli tiene tantas carencias que puede ser de los pocos casos en los que la versión estadounidense supere al original.

    Da la sensación de que Vigalondo no se exige a sí mismo el 100%, que se contenta con lo curioso y punto. Eso es un problema.

    Pero repito. Olé.

  6. Bueno, el parecido con “Primer” es meramente argumental pero creo que es fácil que venga a la memoria al ver ésta.

    La versión estadounidense me pregunto si seguirá la senda de la escasez de presupuesto o se volverán locos a efectos especiales. En cuanto se sepa el director y el presupuesto nos podremos hacer una idea de lo que nos podemos encontrar.

    Saludos Yokin. Un placer volver a leerte en Moonfleet.

Comentarios cerrados.