Charlton Heston es ‘El último hombre… vivo’ de Boris Sagal

Poster The Omega Man Charlton Heston Boris Sagal

Como complemento al reciente estreno de “Soy leyenda“, decidí ver las otras dos versiones que de la novela de Richard Matheson se habían realizado con anterioridad. Hoy voy a hablar aquí de la más famosa de ellas, protagonizada en 1971 por el recientemente desaparecido Charlton Heston, y que lleva por título “El último hombre… vivo” (The Omega Man).

La película es bastante mítica para todos aquellos nacidos en los 70 que tuvimos ocasión de verla de niños, bien en cines, bien en vídeo (como fue mi caso) y llama la atención, vista hoy en día con los ojos de un adulto, lo setentera que es. Tanto el look de los personajes como la música son claramente pertenecientes a aquella época del cine y no se puede negar que visualmente no ha envejecido especialmente bien.

En lo que sí mantiene su vigencia es en su temática, dejando de lado la traición al espíritu del libro, pues los vampiros del original literario son aquí mutantes afectados por un virus creado para la guerra bacteriológica. Ahora bien, si el tema sigue de actualidad, también hay que admitir que el guión es algo más simple de lo que sería de desear.

En gran parte la cinta es recordada, además de por poseer una peculiar atmósfera, por estar protagonizada por una de las grandes leyendas del Hollywood clásico. Aunque su físico tan propicio para los personajes con aura mítica y una cierta obsesión por mostrarnos su “pecho palomo” le alejen considerablemente del personaje literario, Charlton Heston ofrece aquí una notable interpretación. Su voz y su mirada nos transmiten toda la rabia y la soledad que experimenta el personaje. Pondré tan sólo dos ejemplos.

———- INICIO SPOILER ———-

El primero, una escena en la que Heston, al borde de perder el control, escucha los teléfonos de la ciudad sonando sin parar:

El segundo ejemplo, la escena que tiene lugar en un cine en el que el protagonista, completamente solo, mientras ve el famoso documental sobre Woodstock dice “ya no se hacen películas así”. La frase, tópica en otro contexto, adquiere aquí matices realmente trágicos.

Conscientes, probablemente, de que al público le resultaría imposible abstraerse de ese carisma de Heston, los responsables de la película deciden convertir a su personaje en una especie de Capitán Nemo atrapado en un Nautilus peculiar.

El ambiente místico y mítico se ve acrecentado por la comparación que se hace en un par de momentos de la cinta entre el personaje de Heston y el mismísimo Dios. No parece casual, tampoco, que la última imagen que veamos del actor tenga bastantes similitudes con la de un cristo crucificado o que los mutantes parezcan miembros de una secta de enemigos de la tecnología que se hacen llamar “La familia” (recientes, por cierto, a la hora del estreno los crímenes de la familia Manson).

———- FIN SPOILER ———-

Boris Sagal era un director más acostumbrado a la televisión que al cine y eso se nota en la falta de garra de la dirección que resulta ser bastante impersonal y algo plana. Este es, sin duda, uno de los puntos débiles de la película.

Llama la atención, también, que una cinta de los años 70 sea sexualmente más atrevida que buena parte del cine moderno (empezando por el reciente remake). La verdad es que no sé si fue la primera vez que se mostraba abiertamente una relación sexual entre un hombre blanco y una mujer negra pero desde luego está mostrado con valentía y claridad. No puedo evitar pensar que Heston, gran defensor de los derechos de los afroamericanos, tuvo algo que ver en ese tema.

En resumen, la película es entretenida y un pequeño clásico que se merece formar parte de nuestra colección pero, ni es la adaptación definitiva que la obra de Matheson se merece, ni está a la altura de esas otras dos joyas del género protagonizadas por Heston y que llevan por título “El planeta de los simios” y “Cuando el destino nos alcance“.

Valoración final: 6 sobre 10.

Noticias relacionadas:

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

8 opiniones en “Charlton Heston es ‘El último hombre… vivo’ de Boris Sagal”

  1. Ciertamente no ha envejecido nada bien, pero se deja ver, es entretenida y tiene algunos buenos momentos. Recientemente he podido disfrutar del libro de Matheson y puedo afirmar que dudo mucho que se haga la adapación cinematográfica que se merece, puesto que la novela es muy notable.

    Un saludo.

  2. El libro es la repanocha, un clásico…

    Esta adaptación sin embargo se queda muy lejos de la novela, aunque al menos entretiene y es interesante, pero es que la de última de todas está realmente vacía, no pasa casi nada, no hay dilemas, no da sensación de soledad gracias a la perra y a los flashbacks y para mas inri no tiene casi acción, así que no se salva ni por ahí…

    Me falta la de Vincent Price…

  3. Por muchos es considerada como la mejor adaptación cinematográfica de la novela. A mi en lo personal la que más me gusta es la versión protagonizada por Vincent Price en los sesenta, y la versión de Will Smith tampoco me ha molestado.
    Esta cinta es un clásico que logra entretener y constituye uno de los grandes trabajos de Heston en su época “Sci-Fi”.

    Saludos.

  4. Anchiano: es que haría falta mucho valor para llevar fielmente la peli al cine y no veo yo a nadie hoy en día como para hacerla, estando tan cercana la de Will Smith. Quizás dentro de 20 años se vuelva a atrever alguien a abordar la novela

    Jerome: Me falta la de Vincent Price a mí también, aunque la tengo en casa así que a ver si me pongo a verla un día y comento por aquí mis impresiones.

    Fantomas: yo si tengo que elegir entre la de Heston y la de Smith lo tengo claro y gana la de Heston por goleada. Una pena porque creo que era un buen momento para haber hecho la adaptación definitiva. Si se la hubiesen dado a un tipo como David Fincher otro gallo nos hubiese cantado.

    Saludos

  5. Jeremy, la que protagoniza Price, sí adapta la novela fielmente, aunque es bastante cutre. Pero el final es el mismo que el de la novela. No obstante fue el guionista de la película, usando pseudónimo.

  6. Red Stovall: aún así seguro que estás conmigo en que la adaptación definitiva de la novela aún está esperando a ver la luz. Lo dije antes y ahora que lo vuelvo a pensar veo que no sería mala opción: David Fincher.

    Anchiano: pues nada, nada, a hacerte con ella y después comentamos.

    Saludos

Comentarios cerrados.