‘Cheryomushki’ de Gerbert Rappaport, un delirio con música de Shostakovich

Cheryomushki Cherry Town Shostakovich

No tenía ni idea de la existencia de esta película hasta que la descubrí leyendo al siempre ácido e interesante Ferre. No contento con restregarme por las narices el haber visto una película que yo ni siquiera conocía y con el hecho de disfrutar del tapeo en mi ciudad natal más a menudo que yo, tuvo la gentileza y la osadía de hacerme llegar el dvd.

Afortunadamente él mismo me había avisado de lo que iba a ver pues en caso contrario tendría motivos más que suficientes para dudar de su buena fe o del concepto que de mí tiene.

La peculiaridad de la cinta, y motivo de su edición en dvd cuando muchas de las obras maestras del cine siguen inexplicablemente inéditas, es que se trata de un musical con música (perdón por la redundancia) del gran Dimitri Shostakovich.

Cheryomushki” fue dirigida por Gerbert Rappaport en el año 1963 y está basada en la opereta “Moscow-Cheryomushki” estrenada cuatro años antes con gran éxito. El estilo de la película es análogo al de cualquier musical de Broadway pero con un toque peculiar, “soviético” podríamos decir, que le proporciona cierta particularidad pero que limita sus posibilidades.

Cuenta la película los desvelos de un grupo de ciudadanos de Moscú por conseguir un piso en una nueva urbanización de las afueras. El tema de la vivienda siempre ha sido algo candente y en aquella época se estaban construyendo este tipo de urbanizaciones por doquier en la Unión Soviética. Debían su nombre, “Cheryomushki”, al hecho de estar rodeadas de cerezos.

Lo diré sin rodeos: la película es muy floja. Si no os interesan los musicales o no tenéis un gusto morboso por ver casi todo lo que se haya hecho, desviación que poseo desde hace años, hay poco aquí que os pueda interesar.

El guión es bastante simplón y, aunque pretende realizar una cierta denuncia de la corrupción burocrática, no rasca más que la superficie. Tampoco es que que lo pretenda porque se trata de un musical con vocación de alegre y no una crítica mordaz de un sistema que no era famoso precisamente por su capacidad para la autocrítica.

Por lo demás su línea argumental no es muy diferente de la de algunos musicales “made in USA” protagonizados por Gene Kelly. Lo que pasa es que una cosa es la relativa caradura del personaje típico de Gene Kelly, capaz de cualquier cosa por conquistar a la chica, y la pesadez absoluta de uno de los protagonistas de “Cheryomushki” que, ya a mitad de película, se merece una paliza de muerte por plasta y mentecato.

La música en cambio, sin ser genial, me gusta bastante y ayuda a mejorar el conjunto aunque las canciones parecen metidas con calzador y no encajan demasiado con el resto del metraje. Mención aparte se merece el estilo “operístico” de los actores que contrasta profundamente con su forma de hablar provocando en el espectador una cierta sorpresa cuando no la risa.

Como ejemplo de todo lo mencionado os dejo aquí un fragmento que he encontrado en YouTube perteneciente a uno de los mejores momentos de la película:

Sin embargo, pese a lo malucha que es, no deja de tener cierta gracia y se puede disfrutar (sí, soy un enfermo) si uno la ve con cierta complicidad y se deja llevar por una trama que, en algunos momentos, roza el delirio psicotrópico. Como ejemplo de esto último podría citar, sin ir más lejos, la divertida escena final que me dejó tronchándome de la risa mientras duraban los breves créditos.

Valoración final: 3 sobre 10 aunque… ¿cómo convertir mi opinión de esta película en una nota?

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

5 opiniones en “‘Cheryomushki’ de Gerbert Rappaport, un delirio con música de Shostakovich”

  1. Yo por Shostakovich hago lo que sea y si hay que tragarse este engendro me lo trago. Gracias por la información que desconocía y me parece alucinante. A cambio, algo de Shostakovich en el cine que me viene a la cabeza, un enlace del youtube con el 4 mov. del trío n.2 que interpretan en la majica peli francesa “La última nota”.
    Una maravilla
    http://es.youtube.com/watch?v=ofJ__WpLGdw

  2. Un final que acabaría con las fábricas de ascensores en un pis-pas y, además, explica de dónde salió Sergei Bubka.

    Saludos,

    Ferre

    PD: ¿Yo ácido? Pero si soy más dulce que un terrón de azúcar recubierto con miel.

  3. Markus, no he visto “La última nota” pero está en mi lista de obligatorias para los próximos meses. Más ahora que me la recomiendas tan vivamente.

    Ferre, la película será todo lo floja que queramos pero convendrás conmigo en que tiene escenas inolvidables, entre ellas el mencionado final. Muy bueno lo de Bubka, jajaja.

    Saludos

  4. Bueno, es que si me dices que la película está a la altura del trío de Shostakovich salgo corriendo a comprarla 😀

    Aún así le daré un visionado que le tenía ganas y el tema me parecía interesante. Majilla ya es una categoría por encima de la media… que tiene bemoles (jaja, chiste inintencionado).

    Saludos

Comentarios cerrados.