‘Las minas del rey Salomón’ de Robert Stevenson

Poster Las Minas del Rey Salomon (1937)Aunque la más conocida es la versión dirigida por Andrew Marton y Compton Bennett y protagonizada por Stewart Granger y la recientemente desaparecida Deborah Kerr, el estupendo libro de H. Rider Haggard ya había sido llevado al cine con anterioridad, para ser exactos en 1937, y con el mismo título: “Las minas del rey Salomón

La película fue dirigida por Robert Stevenson, más tarde muy popular debido a su fructífera colaboración en la Disney, para la que firmó cintas como “Un sabio en las nubes“, “Los hijos del Capitán Grant“, “Un gato del F.B.I.“, “Mi amigo el fantasma“, “Ahí va ese bólido“, “La bruja novata“, “La isla del fin del mundo” o “Mary Poppins“, su película más recordada.

El estilo artesanal y poco dado a las florituras que le caracterizó siempre, está presente ya en esta entretenida película que narra, con bastante fidelidad a la novela, las aventuras de Allan Quatermain (Cedric Hardwicke), Sir Henry Curtis (John Loder), el capitán Good (Roland Young) y Umbopa (Paul Robeson) en busca del desaparecido padre de la hermosa protagonista, Kathy O’Brien (Anna Lee). Todo ello ambientado en los más remotos parajes de África.

El espectador actual, especialmente el no acostumbrado a ver cine clásico, quizás se vea sorprendido por algunos detalles realmente inocentes de la trama o por unas actuaciones algo forzadas. Todos esos, son aspectos comprensibles por la época en la que fue rodada la película y, aunque ahora nos chocan y pueden incluso hacernos sonreír, entonces daban el pego. En este sentido, no me cabe duda de que algún día los espectadores de finales del siglo XXI se mofarán de los efectos especiales de cintas como “Matrix” que ahora nos alucinan.

También puede llamar la atención el hecho de que la acción se vea interrumpida varias veces por las canciones del personaje interpretado por Paul Robeson, uno de los primeros actores negros de renombre y luchador incansable por los derechos de su raza cuya carrera no tuvo la importancia que se merecía simplemente por el racismo imperante en los EE.UU. de la época. Dichas interrupciones seguramente estaban justificadas en su momento, ya que su potente y grave voz debía de resultar impresionante a unos espectadores todavía no acostumbrados al sonido en el cine (sólo hacía 6 años desde “El cantor de jazz“, primera cinta comercial sonora).

Las canciones, por cierto, tenían letra de Eric Maschwitz y música de Mischa Spoliansky, una de las grandes figuras del cabaret de la época dorada de Berlín.

Pero, como digo, si eliminamos los posibles inconvenientes o los apreciamos en su contexto, lo que queda es una película de aventuras entretenida con unas buenas peleas, alguna batalla y momentos de emoción que, aunque no es una de las grandes, sí que se merece un visionado de todo buen amante del cine de aventuras.

Valoración final: 6,5 sobre 10

Nota: La película está a la venta en España y además se puede descargar del Internet Archive, sin subtítulos pero gratuita y legalmente, haciendo clic aquí. Si os apetece y os animáis a verla sin subtítulos también podéis hacerlo aquí mismo:

[tags]Las minas del rey Salomón, Robert Stevenson[/tags]

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...