‘La carta esférica’ de Imanol Uribe

Póster La Carta esférica Carmelo Gómez Aitana Sánchez-Gijón Imanol Uribe

No he leído la novela original de Arturo Pérez-Reverte en la que se basa esta película pero empiezo a pensar que el pobre Arturo, escritor nada despreciable, está gafado para el cine.

La carta esférica“, pese a estar dirigida por el prestigioso Imanol Uribe, autor también del guión, no se libra de ese gafe.

Varios son los problemas y defectos que lastran el resultado final de la película. El primero de ellos y contra todo pronóstico es la actriz principal. Aitana Sánchez Gijón es una actriz de talento hermosísima pero no es la más adecuada para el papel. Lo que el personaje requería era una mujer magnética, actractiva y misteriosa; una auténtica “femme fatale”. Aitana es hermosa, sí, pero lo suyo no es ser “femme fatale”. En España solemos confundir sensualidad con hermosura y que no es necesario ser un bellezón para interpretar un papel así lo sabemos todos aquellos que, por poner sólo dos ejemplos, recordamos a Marlene Dietrich o a Barbara Stanwyck.

Lo peor no es que Aitana no dé el papel, lo peor es que en realidad la trama es absolutamente increíble si uno no se cree ese personaje. Resulta ridículo que un hombre experimentado en la vida como Coy (Carmelo Gómez) e incluso Palermo (Enrico Lo Verso) hayan podido estar locos de amor por ella, hasta el punto de dejar su sensatez a un lado y poner en riesgo su vida.

Quizás por la falta de credibilidad del papel más importante, los personajes en general aparentan no estar bien dibujados. De esta forma, desprovista la película de buena parte de su atractivo, tenemos la sensación de que no pasa nada durante buena parte del metraje: no hay aventura, no hay viaje físico ni emocional que justifique la duración de la película que podría haberse recortado bastante (y eso pese a varias elipsis extrañas que nos escatiman un par de momentos importantes). Por ejemplo, eliminando dos escenas de sexo bastante gratuitas que, aunque están metidas para que comprendamos mejor a Tánger (Aitana) y su relación con Coy (Carmelo), no consiguen su propósito.

Cuando parece que la palabra aventura va a asomarse por la pantalla, la película se acelera hasta llegar a un final apresurado y un pelín tonto que no encaja muy bien con el resto del film.

Por supuesto, la factura técnica es impecable; desde la dirección artística a la fotografía, pasando por la banda sonora. El problema es la falta de sustancia, de alma, de chicha.

Como la esperanza es lo último que se pierde, la próxima vez que se estrene una película basada en una novela de Reverte estaré allí para verla. Tarde o temprano alguien hará justicia a uno de los más prolíficos y entretenidos escritores de nuestro país.

Valoración final: 3 sobre 10

Nota: aprovecho para publicar el póster de la película (clic en la imagen para verla en grande).

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

1 opinión en “‘La carta esférica’ de Imanol Uribe”

Comentarios cerrados.