‘El club de los suicidas’ de Roberto Santiago

Poster El club de los suicidas

Pese a ser uno de los más complicados de abordar y a que pocas veces se hace bien, la comedia sigue siendo uno de los géneros cinematográficos más habituales en nuestros cines.

Esta vez la propuesta nos llega desde España y viene firmada por Roberto SantiagoHombres felices«, «El penalti más largo del mundo«) sobre un guión escrito por él mismo junto a Juan Vicente Pozuelo y Curro Royo.

Por desgracia, tampoco en esta ocasión el resultado es satisfactorio.

La premisa argumental de «El club de los suicidas» es de lo más interesante, aunque el mérito cabe atribuírselo a Robert Louis Stevenson, autor del «conjunto de relatos homónimo» de la que los guionistas extraen la idea central: un grupo de personas sin valor para suicidarse deciden fundar un club en el que se jugarán cada semana quién es el que mata a otro miembro y quién es el que muere.

Uno de los problemas es que la película no termina de explotar las posibilidades cómicas de dicha premisa, centrándose más en hacer ese tipo de chistes «estilo comedia televisiva», que desgraciadamente tan de moda están en nuestro cine. De hecho, no se termina de definir abiertamente como una comedia «de las de troncharse» y, en ocasiones, opta por un tono más oscuro que tampoco cuaja del todo.

El resultado produce un claro desajuste entre los momentos cómicos y los dramáticos que, además, ni son tan cómicos ni tan dramáticos como sería de desear.

Los actores intentan salvar la función pero apenas lo consiguen. Fernando Tejero, posiblemente capaz de empresas mayores, necesita un cambio de registro urgente porque le veo encasillándose para siempre en el mismo papel mientras que Lucía Jiménez hace, de nuevo, de mujer morbosamente atractiva lo cual, en su caso, no tiene excesivo mérito.

En definitiva otra digna pero fallida comedia de las muchas que nos llegan cada año. Eso sí, opino que puestos a ver una comedia fallida es mejor ver una hecha en España que una hecha en los USA, aunque sólo sea por apoyar a nuestra industria.

Valoración final: 3 sobre 10.

Noticias relacionadas:

[tags]El club de los suicidas, Roberto Santiago, Robert Louis Stevenson, Fernando Tejero, Lucía Jiménez[/tags]

Por Jeremy Fox

Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

4 comentarios

  1. De Robert Louis Stevenson he leido bastante, y una de mis obras favoritas es «Historia de un Cadaver». Me parti de risa con esta buenisima comedia. Os la recomiendo.

  2. Yo también he leído algunas cosillas de Robet Louis Stevenson, que me encanta, pero curiosamente no he leído ni «El club de los suicidas» ni «Historia de un cadáver». Me las apunto las dos.

    Gracias por la sugerencia.

  3. No he visto la peli y, sinceramente, no creo que la vea… («El penalti más largo del mundo» me pareció de las películas más bochornosas del cine español de los últimos dos o tres años ).

    Uno de los problemas de este tipo de pelis es incluso la presentación: cuando dices que ya puestos a ver una comedieta nos veamos esta en lugar de una estadounidense, el problema empieza ya con el trailer. ¿Lo habéis visto? Es que ni siquiera tiene gracia!! ¿Cómo va a venderse bien anunciándose así?

    Es otra cosa que los productores de este tipo de películas deberían aprender -por su bien-: cómo promocionarse correctamente. Porque muchas veces vemos trailers de pelis americanas que tienen toda la pinta de ser una peste, pero… coño, el trailer te resulta gracioso!! Tonto, pero gracioso…

    Las comparaciones son odiosas. Y si quieres atraer a treinteañeros despistados al cine (que veo que es el target de este producto) no veo otra salida que ponerse las pilas…

  4. Entiendo lo que dices Yokin y, en algunas cosas, te doy toda la razón. Por ejemplo en el tema de los trailers que suelen ser malísimos, me pregunto si por falta de presupuesto, de tiempo, de ganas o de ideas.

    A veces me pregunto si, en este país de enchufismos, tenemos trabajando en el cine a la gente con talento o a la gente con contactos.

    En el caso concreto de esta peli, la verdad es que el trailer era malucho (lo publiqué en el blog) y peor aún era el póster (que también publiqué).

    Y ciertamente, si no hubiese sido española no hubiese ido a verla pero, como digo, entiendo perfectamente tu postura.

    Saludos

Los comentarios están cerrados.