‘Shrek tercero’ de Chris Miller

Poster Shek tercero dreamworks

De nuevo se estrena una secuela, de nuevo es una tercera parte de una exitosa franquicia y de nuevo las críticas han sido unánimemente negativas.

Con esos antecedentes fui al cine a verla, pensando que no podía ser cierto que este año todas (o casi) las secuelas estrenadas fuesen tan decepcionantes. De nuevo me equivoqué.

No se puede decir que «Shrek tercero» sea mala porque sería una mentira o una exageración. Pero contando con dos estupendas películas a sus espaldas («Shrek» y «Shrek 2» sin parecerme geniales me parecen muy buenas) uno espera que se mantenga la calidad en el guión, la gracia y el ritmo. Pero es precisamente ahí, los puntos más fuertes de las anteriores entregas, donde la cinta no resiste la comparación con sus predecesoras.

Por poner unos ejemplos, diré que pretender que con un par de escenas intimistas con Arturo, Shrek descubra su instinto paternal es algo ridículo y, lo malo es que se nota demasiado. Además, a fuerza de querer tener dos acciones paralelas (las aventuras de Shrek y Fiona) ambas acaban por no tener la entidad suficiente como para enganchar al espectador. Temo que ello se deba a un guión incomprensiblemente poco (o mal) trabajado.

Tampoco el ritmo es el adecuado para enganchar y, de hecho, en algunos momentos es cansino (el comienzo y todo lo que sucede en la ciudad universitaria). Pese a ello, consigue remontar algo el vuelo y acaba resultando entretenidilla (aunque por los pelos).

Tal vez lastrada en exceso por esa ausencia de ritmo y de un buen guión, lo que más se echa en falta en esta entrega es la chispa. Esa gracia subversiva que se hizo famosa y que ha creado cierta escuela, se ha perdido totalmente y, aunque no creo que me hagan caso, creo que es el momento de echar el cerrojo a la serie.

Y es que la repetición excesiva de los elementos que hacen original a una obra, acaba eliminando la originalidad y la capacidad de subversión que le daba su valor. Una lección que en Hollywood no terminan de aprender.

Valoración final: 5 sobre 10

Nota: aprovecho para publicar el póster español de la película (clic en la imagen para verla en grande).

Noticias relacionadas:

[tags]Shrek tercero[/tags]

Por Jeremy Fox

Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

4 comentarios

  1. totalmente de acuerdo contigo. Yo fui esperando ver algo mejor ya que talto la primera como la segunda (sobre todo la 2ª) me gustaron bastante y fue una decepción absoluta. Me pareció excesivamente infantil para lo que Shrek nos tenía acostumbrados. El personaje de Arturo me pareció ñoño e insoprtable, con situaciones que se sucedian sin más. En fin una decepción absoluta. Esperaba encontrarme bromas como las de pinocho y su ropa interior femenina o la del gato y sus polvos blancos pero me encontré con una película que simplemente buscaba explotar aún más la franquicia a base de infantilismos. El final fue la guinda al pastel, mas estupido y pasteloso imposible. En fin me exalto porque me speraba muchisimo más y fue una decepción de las grandes. Pauperrimo guión.

  2. A mi particularmente me sucede algo especial con esta saga y es que cuánto más pasa el tiempo de haberla visto menos me gusta y hasta puedo llegar a pensar que es mala. Saludos!

  3. La segunda parte era ya bastante innecesaria y muy inferior a la primera. En esta ya el sonido de la caja registradora es demasiado evidente 😉

Los comentarios están cerrados.