Nueva sección: Títulos de crédito

Siempre me ha resultado curioso comprobar el poco afecto que la gente siente por los títulos de crédito de las películas, lo que lleva a que la mayoría del público les preste muy poca atención. En casi todas las sesiones a las que asisto suelo ser el único que se queda a ver los títulos de crédito finales. No sólo lo hago porque me gusta escuchar la banda sonora y porque contemplarlos ayuda a hacerse una idea del complejo proceso de producción de una película; lo hago también por respeto a todos los que han trabajado en ella.

Si ignorar por completo los créditos finales constituye, en mi opinión, un cierto pecado de vanidad, mayor aún es el error de no prestarle atención a los créditos iniciales (en caso de existir, claro). Muchas veces éstos nos dan muchas pistas de por dónde van a ir los tiros, marcando el estilo visual de la película. Otras veces se han convertido en auténticas obras de arte por sí mismas, encumbrando a sus autores (siendo Saul Bass el más famoso ejemplo).

Por eso he decidido añadir una nueva sección al blog en la que iremos viendo títulos de crédito de diferentes películas y que nos servirá para entablar algunas conversaciones sobre los créditos, la música o sobre la película misma. Creo que puede ser muy interesante.

Como no podía ser de otro modo comienzo la sección con los títulos de crédito de «Los contrabandistas de Moonfleet» (Moonfleet, 1953) de Fritz Lang. Son unos títulos que podríamos definir como típicos del cine clásico de aventuras y en los que podemos leer los varios nombres ilustres que intervinieron en la película que da nombre a este blog. De fondo, la hermosísima banda sonora compuesta por Miklós Rózsa y que tanto nos gusta a emejota y a mí.

[tags]Títulos de crédito, Moonfleet, Fritz Lang, Saul Bass, Miklós Rózsa[/tags]

Por Jeremy Fox

Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

21 comentarios

  1. Pero no la he patentado, jeje, así que no te preocupes. Supongo que eso significa que la idea te gusta. Me alegro porque creo que pueden surgir conversaciones muy interesantes a raíz de alguno de los títulos de crédito que ponga.

    Saludos

  2. Una pena que en los últimos años el estilo de Kyle Cooper arrasara con todo (que conste que me gusta y mucho pero no que todo el mundo haga lo mismo). También es curiosa la desaparición de los títulos de créditos en las series de TV, se ha impuesto el minimalismo de Lost.

    Va a estar interesante la sección.

  3. Jeremy, se te ha ido un poco la olla con lo de «respeto a todos los que han trabajado en ella».
    Y me explico. Me parece muy loable lo que dices, pero habría que aplicarlo a tantas cosas que no es realizable.
    Por esa regla de tres tendrías que ver cuanto título de crédito hay. O cuando te lees un libro, pues mirarle hasta el ISBN.
    Y cuando estuvieses con una chavala…… (o chaval) 😉
    Bueno, paro que se me empieza a ir la olla!!!

  4. hola!!
    ya hace algún tiempo que visito este blog y algún otro, ya que me gusta mucho el cine y el diseño. Pero aún no había comentado nada. Así que ahí voy:

    si, muy buena idea!!!
    espero que en esta sección no falten títulos de crédito como los de Seven, Atrápame si puedes (Catch me if you can), los de North by northwest de Hitchcock o los de Matar a un ruiseñor, entre muchos otros.

    ..creo que el arte de los títulos de crédito es algo que la mayoría de gente no le da mucha importancia. Pero para mi pueden ser como pequeñas obras de arte en forma de aperitivo, justo antes del gran banquete que es la película.

    un saludo!!

  5. Edu: es cierto lo que dices e intentaré que haya bastante variedad (y alguna sorpresa) en los créditos que publique. Respecto a las series a mí me fastidia sobremanera que en España hayan decidido eliminar los créditos de algunas series como «Anatomía de Grey» que eran una maravilla.

    Desde mi punto de vista debería haber algún tipo de normativa que impidiese que series o películas se puedan emitir cortando sus títulos de crédito.

    Steve McQueen: entiendo lo que dices pero yo, en efecto, cuando leo un libro suelo ver quién lo edita, traductor (si lo hay), autor de la portada, etc.

    Supongo que todo depende del grado de implicación con la obra. Como amante del cine y la literatura para mí no es ningún esfuerzo el ver los créditos o leer las páginas iniciales de un libro.

    Ddjango: pues me alegro que te hayas decidido. Como digo, mi intención es que haya mucha variedad en los créditos presentados. Distintas épocas, distintas calidades, distintos géneros, etc. Espero que sigas comentando porque sin los comentarios un blog no tiene sentido. Los comentarios de la gente son la auténtica riqueza de un blog porque yo puedo publicar unos créditos, por ejemplo, pero entre los lectores habrá muchísima gente que sepa mucho más que yo de diseño o de cine y su aportación es vital. Bienvenido a Moonfleet.

    Saludos a todos

  6. Yo soy otro fan como tu de los títulos de crédito. De hecho de todo tipo de diseño en movimiento (motions, vídeos, etc.) así que no puedo estar más feliz con tu nueva propuesta. Y de hecho también me suelo quedar en la sala por las mismas razones que das tu: por que me gusta escuchar la banda sonora, porque me encantan los títulos de crédito (aunque suelen estar más elaborados los del comienzo) y, como muy bien dices, casi por respeto al (generalmente inmenso) equipo de personas que hace posible una película.
    Ayer Marnie de La ventana indiscreta nos dejaba un enlace muy interesante sobre el tema (tiene ya varios posteados), y yo mismo hace así como mil años también escribí un post en mi blog sobre los títulos de crédito y sus autores. Aquí está el enlace:
    http://www.dcine.org/blog/5000/2006/01/ttulos-de-crdito.html
    (por si te puede interesar y no lo has leído ya)
    Uruloki en su blog también suele prestar mucha atención al diseño de títulos de crédito, de hecho mucha de la información que conseguí para mi propio post la extraje de otro suyo también muy interesante.
    Si te gusta el tema te puedo pasar algún que otro enlace más (si los encuentro…).

    Así que, bienvenida sea la nueva sección.

    Un saludo. Nos leemos
    Barry Collins

  7. Los títulos de crédito (más bien los iniciales, ya que en los finales no suele haber mucha innovación) se podrían considerar un sub-sub-género cinematográfico en sí. ¡Cuántos hay innolvidables! Y, por ser malo, cuántos hay que son mejores que la propia película.

    Jeremy, aquí vas a tener que admitir «peticiones de los lectores» de vez en cuando.

    Sluaods a todos,

    Ferre

  8. Gracias por mencionarlo, Barry 🙂 Sí, yo desde hace bastante tiempo (incluso desde antes de convertir La Ventana Indiscreta en un blog) suelo poner de vez en cuando enlaces a compañías que diseñan créditos, o a vídeos o páginas con títulos de crédito, porque me parece una cosa chula a la que no se le presta demasiada atención. Está muy bien que más gente se vaya sumando a esta especie de reivindicación, y más todavía si sube material nuevo 😀

    Los de «Moonfleet» son muy típicos de aquella época dentro del género, es verdad, con un peso importante de la banda sonora conjugada con la épica de las olas, y los nombres del equipo como protagonistas.

    Saludos!

  9. Hombre, los títulos de crédito iniciales sí suelen estar currados, y tiene interés verlos, pero los finales… No sé… No creo que sea falta de respeto no tener interés en saber cómo se llama el «Best boy». Esos títulos suelen ser una lista de letras blancas sobre fondo negro, y yo sólo me quedo si me gusta la música, quiero saber dónde se ha rodado, o algo así, pero si no, ¿para qué? No me voy a acordar de ninguno de esos nombres. Creo, es una opinión, que mucha gente de la que se queda a ver los títulos finales hasta el final, valga la redundancia, lo hace un poco por snobismo o porque ha oído por ahí que eso es de auténtico cinéfilo.
    Yo nunca pregunto el nombre del que ha recolectado el café que me sirven en el restaurante, y tampoco pasa nada.

  10. zero, ¿y si fuera un ayudante de guionista el que aparece al final de los títulos? ¿no estarías interesado en leerlos? solo por estar orgulloso en el caso, por ejemplo, de conocerlo. A lo mejor el best boy aparte de llevar los cafés, también te lleva, perdón le lleva el papel al guionista para corregir algo, y al pobre chaval le hace mucha ilusión que tú, perdón, el guionista se quede a ver como se llamaba a quel simpa´tico chaval que le ayudó en el rodaje.

    Saul Bass era un genio.

  11. Txolo: veo que estamos de acuerdo.

    Barry: pues no recordaba ese post aunque al volverlo a leer sí que reconozco que en su día lo leí. Yo también publiqué un post sobre saul bass y sus créditos. Me alegra ver que la iniciativa os gusta porque tenía mis dudas de si os interesaría.

    Ferre: siempre acepto sugerencias, por supuesto, siempre que pueda complacerlas. Estoy totalmente de acuerdo en que hay títulos de crédito que son mucho mejores que sus películas.

    Marnie: cierto es que tú has publicado bastantes posts sobre el tema. Buen blog el tuyo, tendré que enlazarte un día de estos… ¡Anda! si ya te tengo enlazada, jeje. Me merezco un cachete.

    Zero neuronas: me sorprende que me compares un hecho artístico (el cine) con un producto manufacturado (el café) por muy rico que pueda ser éste.

    Red: qué malo eres…

    Por cierto, aclaro que no he dicho que «no quedarse» a los créditos sea falta de respeto. Lo que he dicho es que «quedarse» sí es muestra de respeto. No es lo mismo…

    Saludos

  12. Totalmente de acuerdo con Zero Neuronas, en especial en lo referente al «snobismo» (ay si don Lázaro Carreter levantase la cabeza!!!).
    Mr Stovall, está bien quedarse si se quiere ver o averiguar algo, pero quedarse por sistema no es que tenga un gran sentido. Está bien que existan los títulos de crédito para honrar a todo el mundo que ha cooperado, pero lo de que por quedarte por sistema los estás honrando más o menos, es muy discutible.
    Me repito, si aplicamos todo esto a series de television, programas, concursos, informativos, libros, cd, diferentes soportes informáticos, revistas varias, y así un largo etcétera, esto sería el colmo.
    A uno le parecerán muy interesantes los títulos del cine, a otros no les parecerán nada interesantes y a otros les interesa el cultivo de la almeja babosa en Arabia Saudita!!!
    Jeremy, muy buena tu apreciación sobre lo que escribiste y dejaste de escribir.

  13. Das en el clavo, Steve McQueen, con tu penúltima frase. Todo depende del interés de una persona. A mí el cine me interesa y mucho, es más, no lo llamo interés, lo llamo pasión o incluso, no te asustes, amor.

    Entiendo que haya gente que no se quede a los créditos, lo que me sorprende es que haya tan poquitos que sí lo hagan. Sobre todo porque si preguntas resulta que todo el mundo afirma que el cine les encanta.

    Yo creo que la gente siente un interés por el cine que es en general bastante superficial (no es peyorativo). No hay ningún problema con eso porque mi interés por muchas cosas de la vida es simplemente superficial. Sería imposible interesarse en profundidad por todo. Lo llamativo es que no se suele admitir cuando se trata de cine.

    E insisto, si compro un CD sí miro quién ha hecho las fotos, el diseño, etc, etc. Lo mismo con un libro, y la portada me importa e incluso su olor (qué bien huelen los libros nuevos, ¿verdad?). Entiendo que haya gente que no lo haga pero no puedo evitar pensar, quizás equivocadamente, que los auténticos amantes de la literatura disfrutan con esos pequeños detalles.

    En todo caso a mí mejor que se vaya todo el mundo durante los créditos que así evito avalanchas de gente por las escaleras del cine, jeje.

    ¡¡Pero en la tele deberían ponerlos por ley!!

    Saludos

  14. Como os lo pasáis hablando de los títulos de crédito, menudos sois vosotros…

    He de decir que yo he disfrutado de algunos títulos de crédito finales con Jeremy, casi sin hablar, pero recordando algún que otro momento de la película… No los veo por respeto a los que han trabajado en la película, lo hago porque disfruto viéndolos, me da pena que la película haya acabado (si es buena) y recuerdo lo que más me ha gustado o llamado la atención, es el momento perfecto para recapacitar o recordar lo que hemos visto, unos minutos fenomenales… Esto es por lo que yo me quedo…

    En cuanto a los títulos de crédito iniciales veo que la gente está más de acuerdo, pero eso no es una noticia, eso es porque no tenemos más huevos que verlos y por eso nos gustan más… Este dato también lo saben los responsables de las películas (el de que no hay mas huevos que verlos), así que con el tiempo han ido poniendo más incapié en innovar y gustar al inicio de las mismas, resultado, los títulos de crédito iniciales ciertamente, son más ‘bonitos’ que los finales… Esto es lo que pienso…

    Dicho esto quería decir que me gustan los títulos de crédito de Se7en, La habitación del pánico, casi cualquier James Bond (ya son un mito) o como también se ha dicho por ahí arriba, Con la muerte en los talones…

  15. Como los demás, aplaudo la idea, es fabulosa.

    Sobre quedarse o no, yo soy de los que me quedo, pero no siempre. Me explico. Hay razones para quedarme, como la banda sonora, la lista de actores y actrices con su personajes (donde me he llevado muchas sorpresas), la lista de canciones, los agradecimientos y la posibilidad que haya un post-final sorpresa después de los créditos. Muchas veces me sobra la extensa lista que hay entre el último actor (que suele ser el perro como himself) y la primera canción. También me voy si me quedo solo en el cine y mi mujer me mira desde el pasillo con cara de ¡estás chalado!

  16. Vaya, pensaba que iba a dar más de sí la sección.

    Nadie ha dicho nada desde 2007!, incluído el autor del blog de los actores de doblaje. En este país estamos acostumbrados a ver las pelis dobladas y así nos va.

    Sabreis, y no descubro nada nuevo, que es un invento del antiguo régimen para cambiar diálogos incluso argumentos o finales de pelis.

    Ya que hacen una labor encomiable, deberían aparecer en los títulos de crédito con todos los honores. Todos, absolutamente todos reconocemos las voces de tal o cual actor en cuanto las oímos.

    De los títulos de crédito siempre me ha llamado la atención que Woody Allen utiliza siempre el mismo tipo de letra.

    Saludos.

Los comentarios están cerrados.