‘Vete de mí’ de Víctor García León

vete de mí póster

Carecía de referencias sobre esta película pero su plantel de actores y el hecho de tratarse de un director casi novel (hay que apoyar a los que comienzan) me decidió a ir a verla. Sin ser un error mayúsculo, tengo que reconocer que no fue una experiencia satisfactoria.

«Vete de mí«, dirigida por Víctor García León cuenta la siguiente historia (extraída del dossier de prensa): Santiago (Juan Diego) nunca ha sido protagonista de nada… ni de teatro, ni de cine… ni siquiera de su propia vida. Pero Santiago nunca pensó que alojar en su casa a su treintañero hijo Guillermo (Juan Diego Botto) durante unos días cambiaría tanto su vida…

Tal y como era de esperar, el plato fuerte de la función son las interpretaciones. Juan Diego ofrece todo un recital de los motivos por los que es considerado uno de los grandes actores de nuestro país y ganador, por este papel, de la Concha de Plata del Festival de San Sebastián. A su lado, Juan Diego Botto, sin estar mal, tampoco ofrece nada especial por culpa de un personaje poco y muy mal definido. En general, el resto de los actores da la talla, especialmente Cristina Plazas por su naturalidad y su serena belleza que la convierten, para mí, en el descubrimiento de la película.

Todo lo demás me parece fallido por culpa de un guión bastante mal rematado, que abre caminos que no cierra, presenta personajes que no aportan nada y que deja en la más absoluta indefinición a otros de los que no llegamos a conocer sus motivaciones para hacer lo que hacen. Por ejemplo, el personaje de Rosa María Sardá no aporta nada a la historia.

Es muy difícil vencer el lastre de un guión así y el director, co-autor del guión junto a Jonás Trueba, no lo consigue. Su estilo es sobrio y pretende no llamar la atención pero eso, con un mal guión, es como hacerse el hara-kiri ante el público. Pese a todo, quiero creer que hay motivos para la esperanza: la dirección de actores es buena, hay situaciones que podrían dar mucho juego bien desarrolladas y hay, también, un evidente deseo de ofrecer un cine adulto para un público adulto.

Eso sí, mientras busquemos el triunfo a través de cintas de bajo presupuesto aburridas y sin gancho, como es el caso, se me antoja difícil alejar la crisis que, de forma permanente, parece amenazar a nuestro cine.

Valoración final: 3 sobre 10

Por Jeremy Fox

Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

10 comentarios

  1. Según mi opinión, exageras un poco en tu crítica. Es cierto que no es una película redonda, pero darle un 3… Yo le pondría más del cinco, incluso llegaría al seis. A ver, el guión no se cierra, es cierto, hay reacciones exageradas de los personajes, pero también hay secuencias maravillosas, diálogos bastante buenos y situaciones bien trabajadas. Tal vez falte algo más de unidad, pero yo creo que los personajes sí están definidos y que Juan Diego Botto, sí lo hace bien.
    Estoy seguro que esta misma película rodada por un joven norteamericano y presentada al Sundance, después llegaría a España con buenas críticas de los blogueros.

  2. Me sorprende mucho que alguien que regala nueves y dieces con facilidad pasmosa saque el látigo de esta manera en esta ocasión. Claro que si dices que te pareció «aburrida» entonces ya no digo nada. Yo, personalmente, fui a verla porque me invitaron al preestreno. No tenía ni idea de qué iba y no esperaba nada. Luego resulta que me lo pasé muy bien y me reí bastante. Sólo por eso merecería el 5. Pero de verdad q no entiendo por qué consideras que el guión está mal y que el personaje de Juan Diego Botto está mal definido. Tampoco entiendo que necesites saber más del personaje de Rosa María Sardá. La película no va sobre ella, es evidente. Se necesita que esté y que luego desaparezca y la opción elegida me parece perfectamente válida y original pero, en un caso u otro, su influencia sobre la película como tal es mínima. En fin, que creo q tenías un mal día ;-))

  3. ¡Vaya!, no sé que tiene que ver John Emerson en esto.
    En cualquier caso, suelo defender aquello con lo que estoy de acuerdo; bueno, excepto cuando hago de abogado del diablo…

    Por cierto, ¿a tí que te ha parecido la película?

  4. Estoy fuera de Madrid por un asunto familiar grave así que por eso no he podido contestar antes. Lo hago ahora.

    No me deja de sorprender el poco caso que le hace la gente a mis comentarios y lo en serio que se toman las notas. Creo que mi crítica es una crítica amable, constructiva y generosa. En realidad, lo que muchas veces pienso es que este país está corrupto de arriba a abajo y que es mucha casualidad que las personas con más talento (supongo que si les dan premios y reciben ayudas para hacer películas es por su talento) son, en demasiadas ocasiones, hijos de algún famoso.

    El director de esta película es hijo de Rosa León y de José Luis García Sánchez. El co-guionista es hijo de Fernándo Trueba. ¿Casualidad? Puede ser, pero es una casualidad demasiado frecuente en el cine español. Curioso, curioso.

    Me fastidia especialmente porque, gracias al blog, veo trabajos de cortometrajistas que tienen, en mi opinión, mucho más talento que gente «consagrada». Recientemente hemos visto en el blog el corto «La Excusa», por poner un ejemplo. Y más conocido, está «Lo que tú quieras oír» de Guillermo Zapata que para mí le otorga todos los méritos para que le den la oportunidad de dirigir un largo. Son sólo dos ejemplos y seguro que hay muchos más que no conozco.

    Respecto al personaje de Rosa María Sardá… ¿qué aporta? Lo único que hace es rellenar minutos porque su aparición es innecesaria. Es evidente que tiene que existir pero no necesita aparecer y, mucho menos, desaparecer en un halo de misterio sin sentido. El misticismo sobra.

    Respecto a que la película es lenta y aburrida creo que cualquiera que la vea entenderá a lo que me refiero.

    Insisto en que los personajes están mal definidos, no comprendemos sus motivaciones en ningún momento. No hay objetivo para ellos. Entiendo lo que quiso hacer el director pero creo que le salió mal.

    BC: es evidente que no lees este blog con mucha frecuencia. Tal vez, de hecho, no leas con mucha frecuencia. Saludos al resto de la gente que trabaja en Crédito y Caución. Espero que os vaya mejor que la última vez que hablamos.

  5. Lo primero, espero que el problema familiar que mencionas se solucione.

    Sobre tu comentario, estoy de acuerdo con lo de «los hijos de». También a mi me «sorprende» y me gusta tan poco como a ti. Ahora bien, los prejuicios que pudiera tener quedaron vencidos en cuanto que la película me gusto. En cambio creo que tu predisposición era demasiado fuerte y, independientemente de como fuera la película, iba a no gustarte. Claro que tampoco pretendo hacerte un psicoanálisis, eh? 😉

    Personajes mal definidos, motivaciones no comprendidas… No nos vamos a poner de acuerdo ni en ésta ni en otras muchas películas, eso ya lo sé de antes 🙂

    Sobre el saludo a la gente de CyC, si lo haces extensivo a la que «trabajaba» entonces me doy por saludado 😉

  6. Una de las características más llamativas de mi personalidad cinéfila es la ausencia de prejuicios. No tengo nunca una opinión prefijada de una película. Es cierto que uno puede ir con mejor o peor predisposición y si voy a ver una película de Scorsese me espero algo mejor que si voy a ver «Crank» pero eso no quita para que si la cinta de Scorsese no me gusta pues no me gusta y ya está.

    En el caso que nos ocupa fue justo al revés. Mi predisposición para ver la película era excelente, tenía ganas y la compañía perfecta. Fue al salir del cine totalmente decepcionado cuando dije de broma «a saber de quién es hijo éste para que le hayan dado dinero para hacer la película». Al día siguiente la imdb me proporcionó una sorpresa y un buen montón de risas.

    Por cierto, William, no tenía ni idea de quién eras hasta que has dicho lo del saludo a la gente de CyC. Por supuesto que te puedes dar por saludado y es un placer volver a leerte por aquí.

    Saludos

Los comentarios están cerrados.