‘La noche de los girasoles’ de Jorge Sánchez-Cabezudo

La noche de los girasoles

Es curioso cómo, bastante frecuentemente, lo mejor del año del cine español lo tenemos que encontrar en películas poco publicitadas o, incluso, de pobre distribución. Este ha sido el caso de «La noche de los girasoles«, el debut en la dirección de largometrajes de Jorge Sánchez-Cabezudo.

La sinopsis oficial, a la que nunca hay que hacer mucho caso, dice lo siguiente: «Pedro y Esteban son dos espeleólogos que llegan a una zona montañosa de Ávila para estudiar el hallazgo de una cueva y determinar si tiene interés científico. Les acompaña Gabi, la novia de Esteban, que les espera al pie de la montaña. Pero cuando los espeleólogos salen de la cueva, encuentran a Gabi aterrorizada…»

En realidad ese no es el punto de partida real pues la película está formada por seis capítulos, cada uno contado desde el punto de vista de uno o varios personajes. Los dos primeros, precisamente los más fragmentados, son los que nos llevarán al punto descrito por la sinopsis. El problema es que esa presentación inicial tan fragmentada resulta algo trastabillada y no termina de estar perfectamente rematada.

Pero justo a partir del momento descrito por la sinopsis, en torno a la media hora desde el comienzo, la película atrapa al espectador y ya no le suelta hasta el final. Ahí la historia, pese a seguir compuesta por capítulos, comienza a avanzar de forma más lineal y nos ofrece los momentos más interesantes de una trama que se mueve entre el retrato social y el cine negro con bastante solvencia, gracias a un buen guión y a la sobria dirección de Sánchez-Cabezudo. De hecho, por momentos me recordó a «Fargo«, la estupenda película de los hermanos Coen.

Ayuda al resultado final, y mucho, el elenco de actores, de entre los que yo destacaría a un siempre eficaz Carmelo Gómez (Esteban, un papel poco agradecido), a Vicente Romero como un peculiar guardia civil y a la pareja formada por Cesáreo Estébanez (Cecilio) y Walter Vidarte (Amós el loco) que forman parte de una de las historias más hermosas y tragicómicas de la película: la enemistad entre los dos únicos habitantes de un pueblo abandonado.

Mención aparte se merece Celso Bugallo. Su actuación es un regalo para la vista del espectador. Bugallo es un grande; un actor que sabe cómo moverse ante la cámara y que es capaz de expresar con su mirada una increíble cantidad de matices. Espero que el cine español le dé más oportunidades de deslumbrarnos con su talento porque lo merece sobradamente.

Todo lo dicho anteriormente convierte a «La noche de los girasoles» en una de las propuestas más interesantes que el cine español nos ha ofrecido este año.

Valoración final: 7 sobre 10

Por Jeremy Fox

Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

6 comentarios

  1. Me vas a echar la bronca… pero me la estoy bajando. Había oído hablar muy bien de ella y… bueno, ya sabes… La casa, la boda, la carestía de la entrada….

    Pero la veré, ya tenía pensado hacerlo y no lo voy a dejar. Me había fijado en ella por Carmelo Gómez, que nunca lo hace mal, y, en ocasiones, él es la único razón para salvar una película, como, por ejemplo, Nos miran.

    Ayer también me gustó mucho el coleccionista de amantes, pero no la pude acabar de ver porque si las pelis son 30 de peli y 10 de anuncios y empiezan a las 10. Me gustó mucho, sí señor

  2. La sinopsis de la película despista y reconozco que Carmelo Gómez fue uno de los que hicieron que ese día la eligiera (hasta el momento no me ha defraudado ninguna de sus actuaciones).
    Salí encantada con todas las interpretaciones, creo que es un punto fuerte de la película. Pero sin duda, quien me dejó el mejor recuerdo es Celso Bugallo, que si en toda la película está estupendo, hay un par de momentos (que el que la vea sabrá cuales son, no voy a desvelar nada ;)) en el que borda su actuación. Es capaz de decirnos todo sin palabras, la expresión de su cara y su mirada son su lenguaje.

    Ah!En ocasiones la película es un poco cruel, supongo que como la vida misma…

    Besitos!!

  3. Si que tiene buena pinta esta pelicula, y con los ultimos estrenos parece que el cine español esta levantando un poco la cabeza (a la espera de ver esta o Salvador) pero aun tiene que mejorar mucho, a mi parecer.

    La noche de los girasoles, desde antes de su estreno, ya se podria pronosticar como una grata sorpresa, aunque nunca me quedara claro muy bien a que genero podria perteneder.
    Lo malo es que probablemente ya la tengo que ver en DVD.

    Saludos.

  4. Pingback: bitacle.org
  5. Es un peliculón, es sencilla, modesta, sin grandes pretensiones, hecha con suma corrección, es que ya no le pido más a una película, que me narre una historia de forma congruente y sin más tonterias.

Los comentarios están cerrados.