Glenn Ford (1916 – 2006)

Glenn FordLa época dorada de Hollywood acabó hace mucho tiempo. Esa nostalgia por un cine perdido es algo que sólo pueden comprender aquellos que se han empapado de grandes clásicos a lo largo de su vida. Por eso, cada vez que un representante de esa era dorada nos deja, me quedo sin palabras. Glenn Ford ha muerto y yo no sé qué decir.

Glenn Ford nunca ganó un oscar; es más, nunca fue nominado. Tal vez se debe a que no era un actor con gran variedad de registros. Pero los suyos los dominaba bien. Muy bien, diría yo. Si no, es difícil explicar la causa por la que muchos de los mejores directores de la época (gente como Fritz Lang, Vincente Minelli, Frank Capra, Anthony Mann, Delmer Daves o Richard Brooks) quisieron trabajar con él.

Glenn Ford fue, sí, el protagonista de “Gilda“, un mito y además un peliculón. Pero también fue el protagonista de dos obras maestras del calibre de “Los Sobornados” o “El Tres de las 3:10” y de muchas otras estupendas películas como “El desertor del Álamo“, “Los cuatro jinetes del apocalipsis“, “Semilla de maldad“, “Deseos Humanos“, “Un gángster para un milagro“, “Cimarrón“, “El noviazgo del padre de Eddie“…

Con los años fue alejándose poco a poco del cine y de los papeles protagonistas pero aún tuvo tiempo de dejarnos una interpretación mítica para los de mi generación: el padre adoptivo del hombre de acero en el “Superman” de Richard Donner. Un papel mítico para un actor mítico.

Hasta siempre, Glenn Ford.

[tags]Glenn Ford[/tags]

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

3 opiniones en “Glenn Ford (1916 – 2006)”

  1. En los buenos tiempos de la televisión le habrían dedicado un ciclo.
    Habrá que despedirlo en condiciones con una sesión-homenaje privado.
    ¡En fin! Una vez más, ¡qué grande es el cine!

Comentarios cerrados.