Richard Fleischer (1916-2006)

Richard_FleischerNo suelo hablar aquí de las muertes de gente relacionada con el mundo del cine pero esta vez me siento obligado porque ha muerto el responsable de algunos de los mejores momentos de mi vida como espectador cinematográfico. Richard Fleischer, no conforme con ser hijo y sobrino respectivamente de los míticos Max Fleischer y Dave Fleischer, se labró una carrera como director de las que dejan huella. Además lo hizo, un detalle que me gusta particularmente, en diferentes géneros y en todos bien.

Inolvidables resultan sus incursiones en el cine de ciencia-ficción con “Cuando el destino nos alcance” (Soylent Green, 1973), película que más de 30 años después de su realización sigue pareciéndome tan audaz como el primer día, y con “Viaje alucinante” (Fantastic Voyage, 1966) convertida en un clásico desde su mismo estreno. También abordó el drama judicial en esa maravilla titulada “Impulso criminal” (Compulsion, 1959) en la que, bien es cierto, parece adivinarse la mano del gran Orson Welles. El thriller lo abordó en películas como “El estrangulador de Boston” (The Boston Strangler, 1968), “El estrangulador de Rillington Place” (10 Rillington Place, 1971) o “Terror ciego” (Blind Terror, 1971).

Pero si por algo se ganó un lugar en mi corazón es por sus maravillosas películas de aventuras. De pequeño “Barrabás” (Barabbas, 1962) me llamó mucho la atención aunque tengo que reconocer que vista de nuevo con los años no me parece tan buena. Pero las que sí me parecen dos joyas inolvidables son “Los Vikingos” (The Vikings, 1958) y “20.000 Leguas de Viaje Submarino” (20.000 Leagues Under the Sea, 1954). Dos cumbres del cine de aventuras que vi siendo muy niño, nunca he podido olvidar y, por supuesto, forman parte de mi colección de cine en dvd. Ver un entierro en el fondo del mar fue una imagen tan poderosa que aún hoy me parece que estuve allí y, como ya dije una vez, también recuerdo haber sido un vikingo perseguido por su hermano tuerto.

Puede sonar extraño pero duele cuando alguien a quién uno le debe tan buenos momentos nos deja para siempre. Por eso desde Moonfleet quería tener un recuerdo para Richard Fleischer.

(vía BBoing)

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

3 opiniones en “Richard Fleischer (1916-2006)”

  1. Siempre que veo Los vikingo me lo vuelvo a pasar como un enano, sobre todo esa llegada al fiordo y Kirk Douglas saltando de remo en remo. Por no hablar del clasico lanzamiento de hachas a trenzas de rubia nordica 🙂

  2. Debemos tener sensibilidades parecidas porque ayer cuando me enteré de la muerte de este genial director pensé enseguida en poner una pequeña reseña en el blog, más aún cuando era un director tan afín a la idea de mi blog (cine de evasión pero sin menospreciar la calidad), aunque luego me lo pensé 2 veces y la verdad es que no me gusta hablar de la muerte de nadie, y menos de gente como este señor que me ha hecho pasar tan buenos ratos (no sé a lo mejor es que soy muy sensible…).
    Desde pequeño me han encantado sus películas, cintas de aventuras como Los Vikingos, 20.000 Leguas de viaje submarino, o películas de ciencia ficción como Viaje Alucinante (que luego inspiraría El Chip Prodigioso) siempre han estado en mi memoria de cine de sábado por la tarde.
    Luego ya más mayor (no tanto) películas como el Estrangulador de Boston o la todavía más redonda El estrangulador de Rillington Place, con un Richard Atenborough en un papel realmente despreciable que me asusto durante semanas (la vi en Mis Terrores favoritos, ciclo legendario donde los haya) no hicieron otra cosa que acrecentar mi interés por este excelente autor ( siempre ha sido visto casi mas como el típico artesano de hollywood, algo a lo que me niego en redondo).
    Y es verdad que cuando ves que gente como esta que te han hecho pasar tan buenos ratos en el cine (algo parecido me ocurrió con la muerte de Billy Wilder) fallece es como si te quitaran algo…

    Un saludo

    Barry Collins

  3. Los vikingos, qué estupenda película y qué mal asunto tener que recordarla por una noticia triste. Pero podemos volver a verla y brindar con un cuerno de hidromiel.
    Saludos

Comentarios cerrados.