«Cuando Hierve la Sangre» de John Sturges

never_so_few

Aunque el cambio ya se venía gestando desde tiempo atrás, no fue hasta el conflicto en Vietnam que el concepto de la guerra cambió para siempre porque, gracias al poder de la televisión, el horror se había instalado en los hogares de todo el mundo. Veinte años antes se producían películas en las que la guerra era una aventura divertida, en las que los héroes lo pasaban bien y encima conquistaban a una hermosa dama. «Cuando hierve la sangre» (Never So Few, 1959) de John Sturges fue producida a caballo entre esas dos épocas y se nota.

La historia nos remonta a la Segunda Guerra Mundial, en Birmania donde el Capitán Tom Reynolds (Frank Sinatra), se encuentra al mando de un pelotón. Allí conocerá a Carla (Gina Lollobrigida) y entre batalla y batalla surgirá el amor.

El problema principal de la película es que por un lado está planteada como un entretenimiento bélico, lleno de batallas, de soldados que conquistan hermosas mujeres durante sus permisos, de amistad y de honor; pero por otro lado pretende una seriedad y un cierto nivel de crudeza en la exposición de la guerra que preludian películas posteriores. La tensión interna entre esos dos conceptos tan distintos de lo que es una película bélica produce un desequilibrio bastante evidente.

Pese a ello tampoco se trata de una película con grandes pretensiones y se apoya muchísimo en sus actores protagonistas; principalmente Frank Sinatra y Gina Lollobrigida. Hoy en día es difícil encontrar un carisma como el que desprenden tanto ellos como el resto del reparto, entre los que destaca Steve McQueen, que tuvo aquí su primer gran papel. Mucho le debió gustar al director que volvió a contar con él para realizar dos clásicos inolvidables como «Los 7 Magníficos» (The Magnificent Seven, 1960) y «La Gran Evasión» (The Great Escape, 1963). También resulta agradable ver a gente como Peter Lawford, Paul Henreid o Charles Bronson; actor este último que tiene mucha mejor filmografía de lo que la gente suele pensar.

Por lo demás la verdad es que la película es entretenida, de las que yo llamo películas de sobremesa de fin de semana aunque eso posiblemente sea porque esa infancia viendo clásicos de aventuras y del oeste en televisión los fines de semana me marcó para siempre.

Valoración final: 6 sobre 10

Por Jeremy Fox

Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

6 comentarios

  1. Me acabas de recordar una película que hacía tiempo no sabía de ella. Tengo vagos recuerdos puesto que hace muchísimos años que la ví. No estaría mal una revisión. Gracias por iluminarme el recuerdo.

    Un saludo.

  2. Quería comentar un par de frases:
    a) «y encima conquistaban a una hermosa dama» te ha quedado de cine, de cine de los 50.
    b) «entre los que destaca Steve McQueen». Creo que se te ha olvidado la palabra «gran».
    Personalmente yo me gusto más en Bullit :))), pero tú sabes más de esto.

  3. Actualmente no me imagino que puedan realizar una buena película donde la guerra sea una aventura divertida entre héroes, damas y muertos.
    ¿Sería impensable no?

    Un placer leerte Jeremy.

  4. Steve McQueen: no me di cuenta de que entrarías a comentar esta crítica. La verdad es que la escribí con toda la inocencia que me es posible (que sabes que es mucha). Por supuesto yo también soy fan de «Bullit» pero lo que digo aquí es que repitió con el mismo director en esas otras películas. «Bullit» está dirigida por Peter Yates (si la memoria no me falla).

    Noa: totalmente de acuerdo; hoy en día una película de ese tipo sería vista como una falta total de respeto. La guerra actualmente se ve como algo aberrante que, a fin de cuentas, es lo que es.

    Saludos

  5. Esta película, supuso el debut de Gina Lollobrigida en Hollywood. Dirigida por John Sturges. La acción tiene lugar en Birmania durante la Segunda Guerra Mundial. La película en si, ni fu ni fa, tiene buenos diálogos y escenas bastante logradas (eso si), pero en el apartado de las inrterpretaciones,la cosa cambia, ya que la verdad Frank Sinatra, está algo frio, vamos que no consigue transmitir emoción alguna, y en cuanto a la «Lollo», pese a sus esfuerzos, no logra superar el handicap necesario, en un papel, en el que yo creo está más bien como figura decorativa. En fín, una película más de cine bélico con toque de romanticísmo, con un final bastante flojo y poco convincente, y que el único que se salva (por salvar algo), es el jovencito Steve McQueen (que por cierto su papel en principio iba a ser protagonizado por Sammy Davis Jr.). Extraordinario blog amigo mio, me gustaria tenerte de enlace en el mio. Felices Fiestas!!!

Los comentarios están cerrados.