“En la cuerda floja” de James Mangold

walkthelineposter

La verdad es que no tenía demasiadas ganas de ver esta película. Los biopics no constituyen precisamente mi sub-género favorito y al tener reciente una película tan similar como “Ray” no me apetecía volver a ver lo mismo de nuevo. Pero una vez vista he de decir que “En la cuerda floja” (Walk the Line), aunque no justifica el júbilo que ha provocado en los USA, no es para nada una mala película.

El film sigue la vida de Johnny Cash desde su triste infancia hasta sus años de mayor éxito entre el público. Por el medio, no dejaremos de ver tampoco sus peores momentos, relacionados en gran medida con las drogas.

Sin duda uno de los elementos más importantes a la hora de llevar la vida de un famoso a la pantalla es el reparto. En este caso no sólo tienen que interpretar a personajes que la gente conoce e identifica (más el público estadounidense que el europeo) sino que además tienen que cantar como ellos (doble mérito). Y hay que reconocer que tanto Joaquin Phoenix como Reese Witherspoon salen airosos como cantantes y brillan como actores porque los dos realizan dos estupendas interpretaciones. Creo que sería exagerado que ganasen el oscar por esta película (especialmente ella, que aparece favorita en muchas quinielas) pero desde luego son dos poderosas interpretaciones. Especialmente sorprendente es el caso de Reese Witherspoon que suele participar en películas insustanciales pero que aquí aguanta el tipo perfectamente ante un actor más curtido en papeles difíciles. De quien no se hablará tanto y está espléndido en un papel bastante secundario (quizás demasiado) pero importante es Robert Patrick (siempre recordado como el villano de “Terminator 2“)

El problema de la película viene del guión y de la dirección. No es que el guión sea malo, es que es tremendamente predecible y tópico de tal manera que no hay el más mínimo resquicio para la sorpresa. Es verdad que al ser un biopic esto no es lo más importante porque se supone que todos conocemos la vida de Johnny Cash (o podríamos conocerla documentándonos sobre ella) pero ese es un fallo de concepto muy típico: no se puede hacer una película dando por sentado que los espectadores conocen todos los hechos.

Los problemas terminan de rematarse por culpa del director, pese a no ser un mal director. De hecho se trata de un director tremendamente correcto que dirige con cierto clasicismo y sin estridencias. El problema es que precisamente por eso va a ser difícil que alguna vez haga una película excelente. Le falta pasión, las imágenes carecen de fuerza y de personalidad y se quedan en simplemente correctas.

Claro que la película, pese a ser larga, se pasa bastante rápido y tiene buen ritmo (gracias en parte al estupendo montaje), lo que unido a las actuaciones levanta la película un poco por encima de la media. Una pena que el director elegido no hubiese sido otro porque el resultado hubiese podido ser muy diferente.

Valoración final: 6,5 sobre 10

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

1 opinión en ““En la cuerda floja” de James Mangold”

Comentarios cerrados.