Crónicas de Narnia: el león, la bruja, el armario y poco más

NarniaPosterPor dos veces estuve a punto de verla, una de ellas con las entradas en la mano, y por dos veces me quedé a las puertas. Parecía que se iba a convertir en una película maldita para mí pero finalmente he podido ver “Crónicas de Narnia: el León, la Bruja y el Armario” de Andrew Adamson.

Basada en el libro de C.S.Lewis, el film cuenta la historia de cuatro hermanos que encuentran el mundo mágico de Narnia dentro de un armario. Allí tendrán que luchar contra la bruja blanca para traer de nuevo la paz y la armonía al reino de Narnia, sumido ahora en un invierto eterno.

La película nace con vocación de ser el inicio de una saga al estilo de la de “El señor de los anillos” (hay 7 libros sobre Narnia) y el intento se nota en toda la producción y, más acusadamente, en la planificación de la batalla (nótese el empleo del singular). Pero, lamentablemente, se queda muy lejos de los logros artísticos de la saga dirigida por Peter Jackson.

En primer lugar la película resulta muy infantil. Sé que se supone que es una historia infantil pero no lo debería ser tanto. Hay películas infantiles disfrutables perfectamente por un público adulto (la saga Harry Potter sin ir más lejos) pero en este caso creo que los adultos se sentirán defraudados por la poca entidad de la historia narrada.

narniaNo ayuda nada a mitigar esa sensación el hecho de que lo poco que cuenta la película esté excesivamente dilatado. Parece existir en el subconsciente colectivo la idea de que una película de estas características ha de durar más de dos horas y, si no hay guión para tanto, se estira lo que hay hasta llenar las dos horas y media. Cae en ese defecto el propio Jackson en su reciente “King Kong” y cae aquí también Andrew Adamson. También esta película tarda en arrancar (aunque se descubre Narnia muy pronto, tardan bastante en estar los cuatro hermanos enfrascados en la aventura) y tiene detalles de guión poco justificables (si la bruja blanca teme tanto que los cuatro hermanos se sienten en el trono ¿por qué no mata, cuando puede hacerlo, al primero que ve?)

Por supuesto los apartados técnicos están muy cuidados y salvan gran parte de la función aunque los efectos visuales están bastante lejos de la perfección vista recientemente en, de nuevo, “King Kong”. Estos elementos técnicos, junto a una Tilda Swinton que está perfecta como la villana de la función, ayudan a pasar un rato entretenidillo aunque se roce el tedio en algunos momentos debido a las pocas cosas que pasan, en realidad, durante la película.

En definitiva un aceptable entretenimiento del que yo esperaba algo más pero, vista la situación actual del cine, habrá que conformarse. A ver si el año que viene es algo mejor que éste.

Valoración final: 5 sobre 10

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

10 opiniones en “Crónicas de Narnia: el león, la bruja, el armario y poco más”

  1. ¡¡¡Pero mira que eres blando!!! 🙂

    Es una película aburrida, no pasa nada, no hay aventuras ni produce emoción alguna; el único motivo para que no se hiciese eterna eran los comentarios de los niños que se sentaban en las butacas detrás de las nuestras (y eso que no soporto que la gente hable durante la película).

    “La historia interminable” (que no me gusta)a su lado es una obra maestra, al menos tenía escenas emocionantes.

    Un superchasco.

  2. Kahlo te felicito por considerar que la peli es entretenida. Yo me aburrí mucho mucho.
    Por cierto, en la escena en que van corriendo por la nieve y les persigue un trineo conducido por S—- C—-, los niños se esconden en una cueva, a nadie le resultó familiar la forma en que eá grabada lo de la cueva? Si es que solo faltaba que apareciese un Nazgul.

  3. Que pinta una lampara de gas inglesa en medio de un bosque nevado? Porqué los castores toman el té a las 5 en el mundo de Narnia? No sería realmente que el profesor les ponia algo con más contenido psicotrópico en las merienda de los nenes que les hacia entrar en armarios y flipar un rato? Después de 20 años de pasar de sus familias, de repente les entra morriña y se piran.

    Incoherencias las justas, por favor!!!

  4. He visto la peli, y me ha parecido un poquito mala, mejor dicho, muy mala.
    ¿Sabeis qué tal está el libro?
    Como ha dicho Kahlo sólo se salva la sonrisa de la niña… pero ni eso salva la peli, nada recomendable.
    Menos mal que el día anterior ví “Barrio”… una historia de niños muy parecida a la de “Las Crónicas de Narnia…” ¿verdad? je, je, je.
    Saludos a todos

  5. Que vaa! mire, a mi me ha gustado mucho.
    Si se que es muy infantil, mucho, pero ya esta. La suerte esta hechada.

    Interesante.

  6. “Eragon” está basada en el primer libro de la trilogía de “El Legado”, una serie de libros de Christopher Paolini de los que lo único que sé es que hay jovencitos, dragones y un mundo de leyenda. Algo así como una mezcla de “Las Crónicas de Narnia” (ver crítica en Moonfleet) y “El Señor de los Anillos” por lo que podemos esperarnos tanto lo mejor como lo peor. En todo caso puede ser uno de los grandes éxitos de las navidades de este año en todo el mundo. […]
    es muy lindooo pelicura narnia y rey leon

  7. esos pinches aburridos que se creen criticos de cine, que dicen que la pelicula es aburrida pues deseguro les ha de gustar el hijo de chokie o algo por el estilo, lpara mi la pelicula esta buenisima y ahora que viene la segunda parte espero este igual, si no les gusta este genero de pelicula para que lo van a ver mensos

  8. Erick, no sé los demás pero a mí, precisamente porque me gusta el género, la película me parece algo decepcionante. No digo que no vayan a mejorar en la segunda entrega, de la que por cierto ya he publicado el primer trailer, pero la primera no le llega a la suela de los zapatos a ninguna del Señor de los Anillos, por poner un ejemplo de cine similar.

    Saludos

Comentarios cerrados.