La isla no sale a flote.

La Isla Poster

He visto La Isla, la nueva película de Michael Bay, un director que parece suscitar odios y amores a partes iguales. Yo no encajo en ninguno de esos perfiles pues hay películas suyas que me gustan mucho (La Roca) y otras que no me gustan nada (Dos Policías Rebeldes o Pearl Harbour).

La película llega a España precedida por su inmenso fracaso en los Estados Unidos donde lleva recaudados 30 millones de dólares en dos semanas por lo que no recaudará ni la tercera parte de su presupuesto, que fue de 122 millones de dólares según las estimaciones (vía imdb).

La película cuenta la historia de Lincoln (Ewan McGregor) y Jordan (Scarlett Johansson) que viven encerrados en unas enormes instalaciones para protegerse de un medio ambiente excesivamente contaminado. Tanto ellos como otros cientos de hombres y mujeres esperan su momento para ir a vivir a «La Isla», el último reducto de naturaleza a salvo de la contaminación. Allí se supone que vivirán felices y tendrán como meta la procreación. Pero Lincoln comienza a sospechar que las cosas pueden no ser lo que parecen…

Lo cierto es que es ridículo que haya escrito la sinopsis de la película pretendiendo mantener el misterio sobre una historia que el trailer de la película se encargó de destripar por completo. Por otro lado no hay nada en la historia de la película que no esté totalmente explicado en dicho trailer. Así de simple es el guión. Lo que podría haber dado para una reflexión profunda sobre los límites éticos de la ciencia y de la clonación se queda en un simple apunte.

Pero eso es exactamente lo que el director pretende. No nos engañemos. El cine de Michael Bay no pretende originar debates o provocar reflexiones. Tan solo pretende entretener. Pero la verdad es que los primeros 30 minutos de película en los que se nos introduce a los personajes y la situación en la que viven no son precisamente entretenidos, no aportan absolutamente nada a la historia y se pierden en la presentación de secundarios totalmente prescindibles. Para colmo carece totalmente de la atmósfera necesaria para que nos creamos la historia.

Tras dejar atrás esa presentación de la historia nos vemos metidos de lleno en una persecución que ocupará el resto de la película. Aquí es donde se nota de verdad el fracaso de Michael Bay y su preocupante falta de ideas. Sigue pareciéndome que no sabe dirigir escenas de acción física (dos personas peleándose o persiguiéndose) y que utiliza demasiados planos, volviendo las escenas confusas. Lo que sí parece dominar son las persecuciones de coches aunque la de esta película esté claramente copiada de su anterior película Dos Policías Rebeldes 2, donde además estaba mejor hecha.

En cuanto a los actores, decir que están razonablemente bien, especialmente Ewan McGregor que parece disfrutar por igual en cada película que interpreta. Por su parte, Scarlett Johansson es un simple maniquí cuya única función es estar guapa. Nada llegamos a adivinar de la actriz que nos deslumbró en Lost in Translation o en La Joven de la Perla.

No quiero dejar de comentar el descaradísimo bombardeo publicitario al que se somete al espectador durante toda la película, en algunos casos creando escenas cuya única función es mostrarnos con letras bien grandes los nombres de ciertas empresas o productos que no menciono para no seguirles el juego. Simplemente lamentable.

En fin, que la película no aburre pero tampoco divierte ni ofrece nada especial que no ofrezcan muchos otros productos menos publicitados y de presupuestos mucho menores.

Valoración final: 4 sobre 10.

Por Jeremy Fox

Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

6 comentarios

  1. No la he visto, y de hecho me resistiré a verla porque todo lo que ha hecho Bay hasta ahora me parece entre mediocre y nefasto. Cuando muchos dicen que Bay es un gran director de acción, me entra la risa (con todos mis respetos hacia ellos). Parece que con un montaje acelerado, 1000 planos por segundo, una cámara que se mueve a toda pastilla y efectos pirotécnicos grandilocuentes uno ya es un gran director de acción. Pues no, miren. Lo que genera Bay es caos y mareo. A mí no me causa emoción alguna. Me aburre muuuuuuucho…

  2. Red juega con ventaja porque sabe que la persecución de coches de la Roca no me gusta. En realidad yo estaba pensando en la de «Dos Policías Rebeldes 2», película que me resulta muy entretenida porque su grandilocuencia exagerada consigue que me olvide de su vacuidad.

    Está claro que al Agente Cooper no le gusta Bay. Yo, la verdad, es que creo que la única que me gusta es «La Roca».

  3. Entré a ver esta película por casualidad, más bien para refugiarme del calor que hacía en la calle que por otra cosa,y bueno, tampoco está tan mal. Quiero decir que no puedes esperar mucho más que ligero entretenimiento para una tarde de calor sofocante. Me parece perfecta para alquilar en el videoclub y poco más puedo decir para defenderla. Demasiado previsible.

  4. Yo hasta me ahorrare los 2 € del alquiler en el video-club. Bay me parece que ha hecho demasiadas malas películas como para darle el mínimo crédito.

  5. No te falta razón…

    Al arranque de la película el falta fuerza… muchos personajes, situaciones absurdas pero nada de intriga…

    No hay extrañas desapariciones que te hagan sospechar… tampoco es muy creible la forma en que viven lo que te hace sospechar que hay algo más detrás de lo que ves..

    Podría haberse fijado un poco en la fantástica ‘El Show de Truman’, donde aún sabiendo la realidad, conseguían hacer creible todo el entorno.

    Podrían haber creado una historia de intriga durante la primera mitad de la película… y una historia de buena acción después…

    En lugar de eso, tenemos una primera mitad insulsa y predecible… .y otra mitad de típicas persecuciones con muchos efectos…

Los comentarios están cerrados.