“La Tierra contra los Platillos Volantes” de Fred F. Sears

Earth_vs_the_Flying_Saucers_DVDEl título lo dice todo. Estamos ante una de esas películas de ciencia-ficción de los años 50. Muchas veces esas películas se programaban en sesión doble con una película de más presupuesto o prestigio. El tiempo lo pone todo en su sitio y hoy en día muchas de esas películas son más recordabas y veneradas que sus compañeras de cine. En esta película se da la circunstancia, no tan rara entonces, de que se usan algunas imágenes de otras películas de la época, compañeras de género como La Guerra de los Mundos, Ultimatum a la Tierra o Rocketship X-M.

La Tierra contra los Platillos Volantes (Earth vs. the Flying Saucers, 1956) de Fred F. Sears trata de la llegada a la tierra de unos platillos volantes con el objeto de vivir en nuestro planeta ya que el suyo ha sido destruido. Por supuesto los recibimos a tiros (los humanos siempre tan diplomáticos) y comenzará una batalla entre las dos civilizaciones.

No hay que olvidar que estamos en los años 50. Era el momento álgido de la paranoia anticomunista de los estadounidenses y el cine reaccionó a ello con una serie de película en las que se presentaba la posibilidad de una invasión exterior en forma de aliens, como símbolo de una posible invasión comunista. Gracias a eso, los años 50 del siglo XX nos legaron una serie de películas de ciencia-ficción con monstruos radioactivos, invasiones alienígenas y similares.

Esta película no sería lo que es hoy en día si no fuese por la presencia a cargo de los efectos especiales de Ray Harryhausen. Es difícil explicar en una breve reseña la importancia de este hombre en la historia del cine y el cariño que por él sentimos los cinéfilos de varias generaciones. Ha creado tantas y tantas criaturas y mundos fantásticos que todos estamos un poco en deuda con él. Algún día dedicaré un artículo a su persona porque lo cierto es que lo merece. Valga como resumen citar algunas de las películas cuyos efectos especiales creó: 20 Million Miles to Earth, Jason y los Argonautas, Simbad y la Princesa, El Viaje Fantástico de Simbad, Simbad y el Ojo del Tigre o Furia de Titanes.

A esta película pertenecen imágenes míticas (y muy imitadas, baste ver Mars Attacks! o Independence Day) del cine de invasiones espaciales como la caída del obelisco de Washington o la batalla final con los extraterrestres que contribuyó a acentuar la paranoia de la época ante una posible invasión marciana.

Pese a que hay detalles de la historia que son francamente endebles, esta película tiene que ser vista con una mirada inocente, a veces incluso ingenua, porque fue creada para una época que era así. Lo cierto es que, al acabar la película, uno se queda con la sensación de haber visto un sano entretenimiento con buen ritmo y logrados efectos especiales.

Nota: 5 sobre 10.

Enlaces de interés:

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...