“Tomb Raider: La cuna de la vida”, ataud del cine.

He visto Tomb Raider: La Cuna de la Vida (Tomb Raider: Craddle of Life, 2004) de Jan de Bont, otra de esas películas que dejo pasar en su exhibición en salas por falta de tiempo y por miedo a lo que me puedo encontrar. El miedo generalmente es justificado.

Sinopsis: Un terremoto en Grecia (horriblemente filmado, por cierto) deja al descubierto un viejo templo sumergido donde se encuentra una esfera que contiene la clave para encontrar la caja de Pandora. Lara Croft (Angelina Jolie) con la ayuda de un ex-agente del servicio secreto británico (Gerard Butler) intentará apoderarse de la mítica caja antes de que lo haga un despiadado terrorista biológico (Ciarán Hinds).

TombRaider2
¿A donde diablos enfoca la cámara?

No me voy a extender mucho en el comentario de esta película porque es simplemente mala, peor que la primera parte (que ya es decir) y con un guión ciertamente penoso en el que no parecen haberse esforzado demasiado. Los actores poco pueden hacer por levantar la película y a veces tienen cara de estar pensando en otra cosa. Hay planos que parecen hechos por aficionados y otros simplemente ridículos (ver foto). Es llamativo ver cómo el director, anterior director de fotografía (Jungla de Cristal, Black Rain o Instinto Básico), tras un comienzo de carrera prometedor (Speed, Twister) solo ha hecho malas películas.

En definitiva lo único que salva a la película de la quema total es el hecho de no ser demasiado aburrida y de que el personaje de Lara Croft tiene su interés aunque en la película no se vea. Esperemos que esta sea el último capítulo de la saga o que si se hacen más dejen el proyecto en manos de alguien con una visión personal y con más talento. Es el único secreto para hacer una buena película.

Nota: 2 sobre 10.

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...