Disney compra Marvel

Es difícil resistirse a hablar del notición de la semana que no es otro que la compra de la Marvel por parte de la Disney, dos nombres que no necesitan presentación.

2800 millones de euros es la astronómica cifra que pagarán los de la Disney por hacerse con el ingente catálogo de personajes de Marvel. Pero más allá de todo el movimiento económico, que  podréis encontrar explicado (mejor o peor) en algunos de los artículos publicados por medios como Expansión, El País o El Mundo, a mí lo que más me interesa son los aspectos artísticos del asunto.

Mucha gente está horrorizada al pensar que la Disney pueda “infantilizar” a la Marvel o hacer que las futuras producciones cinematográficas de ésta se resientan de un tono “para todos los públicos”. Tal vez sea así… o tal vez no. No es la primera vez que la Disney compra una compañía y les concede libertad total para hacer lo que deseen y yo no creo que Disney tenga en mente cambiar demasiado de un modelo que funciona bien tal y como está… salvo que sea para mejorarlo. Y ahí es donde quiero llegar.

A nadie se le escapa que, en estos momentos, la joya de la corona de Disney es Pixar. Y dado que la capacidad de John Lasseter de influir en las decisiones artísticas de la Disney es bastante alta, creo que el análisis habría que centrarlo en él. ¿En qué está pensando? ¿Distribuirá Marvel los cómics basados en los personajes de Pixar? Más aún, ¿planea Lasseter hacer una película con los personajes Marvel?

Mi apuesta personal es que no tardará demasiado (quizás menos de un año) en anunciarse un proyecto rompedor basado en personajes de la Marvel y dirigido por alguno de los destacados artistas de la Pixar.

Hagan sus apuestas…

‘X-Men Orígenes: Lobezno’ de Gavin Hood

Poster X-Men Origins Wolverine Hugh Jackman

Voy a intentar no perder demasiado tiempo hablando de esta película porque, sencillamente, no se lo merece. No es que nos esperásemos una obra maestra, porque los trailers y las noticias llegadas del otro lado del atlántico no presagiaban nada bueno, pero tengo que confesar que me esperaba algo mejor.

X-Men Origins: Wolverine” nos cuenta la vida de Lobezno, bien interpretado por Hugh Jackman, desde su infancia hasta convertirse en el mutante que todos conocemos. Descubrimos así cómo consiguió sus garras de Adamantium y el motivo de su peculiar relación con Victor Creed, más conocido como Dientes de Sable, interpretado por un Liev Schreiber que parece habérselo pasado en grande desmelenándose.

La película adolece de los típicos problemas de buena parte del cine de acción estadounidense de los últimos tiempos. El guión va de lo simplemente correcto a lo tremendamente lamentable, con tendencia a quedarse en lo último. Hay una buena cantidad de contradicciones y situaciones ridículas que se podrían haber evitado con revisar un poquito el guión, aunque para ello hubiese que sacrificar, posiblemente, la aparición de tantos personajes.

Continuar leyendo “‘X-Men Orígenes: Lobezno’ de Gavin Hood”