Disculpen la tardanza

Soy consciente, lo contrario indicaría la gravedad de mi estado mental, del tiempo que ha pasado desde la última actualización del blog. Se debe al hecho de que dediqué buena parte de 2010 a la preparación de mi boda y el posterior viaje. Para aquellos interesados diré que todo salió genial y que los 18 días que pasamos en Perú forman parte ya del álbum de mis mejores recuerdos (mi vena cursi a veces me puede).

Pese a esa ausencia, que seguramente ha hecho pensar a más de uno que se había librado de mí, aquí estoy de vuelta y dispuesto a reiniciar mi actividad en el blog.

Espero que este nuevo Jeremy Fox, muy poco más sabio, algo más viejo y mucho más loco, les siga pareciendo merecedor de una visita.

Va por ustedes.

Jeremy Fox en Perú, preguntando a la fauna local si habían visto a Anita Loos
Jeremy Fox, por el mundo adelante, retratado por Anita Loos.