Predecesores de la captura de movimiento: rotoscopio, animascope y colormation

Ahora que parece claro que, gracias a “Avatar“, la captura de movimiento (MoCap en sus siglas inglesas) es una técnica que está aquí para quedarse, no está de más recordar algunas predecesoras que, con ciertos matices, intentaron algo similar hace ya bastantes años, cuando la técnica aún no estaba tan avanzada y los ordenadores eran un sueño lejano.

El más conocido de todos es el Rotoscopio, técnica inventada por Max Fleischer que consistía, básicamente, en rodar una escena con actores reales y que los animadores pintasen por encima fotograma a fotograma. Se conseguía con ello más realismo en movimientos, expresiones y proporciones que el habitual en la animación. Creaba a cambio una extraña sensación en las imágenes que es fácilmente identificable.

Tres de los ejemplos más famosos de esta técnica los podemos ver en la adaptación de “Los viajes de Gulliver” dirigida en 1939 por Dave Fleischer (el propio Gulliver está animado así) , “Blancanieves y los siete enanitos” (el príncipe azul) y en la versión animada de “El señor de los anillos” de Ralph Bakshi.

Aquí os dejo un extracto de “El señor de los anillos” para que podáis ver, por vosotros mismos, los resultados finales de aplicar dicha técnica.

Bastante más tarde, en los años 60, en una empresa llamada Westworld Artist desarrollaron una técnica que llamaron Animascope y que ya tenía la esencia de lo que hoy en día se conoce como Captura de Movimiento. La cosa no salió adelante y por eso es una técnica mucho menos conocida que la anterior. Continuar leyendo “Predecesores de la captura de movimiento: rotoscopio, animascope y colormation”