Brindo por la vida

¡Brindo por nosotros y nuestra buena fortuna!
¡Que seas feliz, que tengas salud y larga vida!
Y si nuestra buena fortuna no viene nunca,
brindo por lo que sea que venga,
brindo por la vida, ¡por la vida!

Perteneciente a la canción “To life” de “El violinista en el tejado“. Una joya de película y un montón de buenos recuerdos para mí.

8 años

8 años han pasado ya desde que le di a “publicar” al primer artículo de este blog. Sucedió todo tan rápido que ni siquiera fue un artículo de bienvenida, sino una crítica, o un amago, publicado casi sin pensar.

8 años en los que me han pasado muchas cosas, algunas me hicieron sentir que podría conseguir cualquier cosa y otras me hicieron estar a puntito de tirar la toalla. Quizás debería aprender, como los personajes de “Perdidos” nos recordaban constantemente, a dejar que las cosas se vayan, escribir un post de despedida y no volver.

Pero en 8 años no he aprendido a hacerlo. En el fondo sigo soñando con encontrar el tiempo para volver a escribir aquí, quizás con otros objetivos pero con el mismo amor por el cine que el primer día. ¿El mismo? No.

8 años han pasado y en realidad el cine me gusta más que nunca. Sigo pensando que, como muchas otras manifestaciones culturales, nos puede ayudar a comprendernos mejor, enseñarnos muchas cosas e, incluso, hacernos mejores personas.

8 años…

8 años y sigo sintiéndome agradecido por cada uno de vuestros comentarios, en público o privado, por todo lo que me habéis enseñado del cine y de la vida.

8 años… y sigo sumando.

Muchas gracias.

“La cabaña en el bosque” de Drew Goddard

Póster de la cabaña en el bosqueLa cabaña en el bosque” (The cabin in the woods) se presentó en el reciente festival de Sitges, después de una espera que se les hizo larga a los fans tras las buenas críticas recibidas por la película en algunos festivales especializados. Y no defraudó. La historia os sonará: un grupo de cinco amigos llega a una cabaña en el bosque, lugar idílico con lago y todo, a pasar un fin de semana que termina convirtiéndose en una experiencia terrorífica. Y hasta aquí llega lo que os suena porque, a partir de ahora, empiezan las sorpresas… […] [Así empieza mi crítica de la película, que podéis leer en Generacion Young.]

“Like Dinosaurs”, un cortometraje de Jordi Naro

Like Dinosaurs” es un cortometraje realizado por Jordi Naro, creador del blog Yo también viví en Japón, en el que refleja las diferentes etapas por las que pasan aquellos que abandonan su ciudad natal y se van a vivir a otro sitio.

Él cortometraje está enfocado hacia las personas que se van a vivir a otro país. Yo soy un emigrante interior (una especia tan ninguneada que ni siquiera puedo votar en mi comunidad autónoma de origen) pero tengo que admitir que, tras 12 años viviendo lejos de Galicia, ha habido momentos en los que me he sentido plenamente identificado con el protagonista del corto.

Ver el cortometraje en YouTube

El festival de Sitges 2012

Póster del Festival de Sitges 2012

Soy un amante del cine fantástico así que todos los años sigo con cierto interés el Festival de Sitges. Aunque la deriva del festival hacia el cine de terror no es algo que me emocione, tengo que admitir que si no voy a las proyecciones es más por falta de tiempo que por otra cosa.

Pues bien, este año he seguido las andanzas del festival con más detalle de lo habitual al tener que escribir varios artículos sobre el mismo para Generacion Young. Os dejo aquí los enlaces por si os interesa echarles un vistazo:

De las películas presentadas en el festival solo he visto, por ahora, “La cabaña en el bosque” y “Lo imposible“. Aunque mis opiniones sobre ellas las publicaré próximamente, os adelanto que las dos películas valen la pena, salvo que se tengan evidentes prejuicios sobre los géneros a los que pertenecen (avisados quedáis).

El regreso a los cines de Abbott y Costello

Póster de Abbott y Costello contra los fantasmasPara celebrar el centenario de Universal Pictures, en Sherlock Films tuvieron la estupenda idea de reponer en agosto, en los cines Verdi de Madrid y Barcelona, una de las comedias de terror más populares de la historia del cine: “Abbot y Costello contra los fantasmas“.

La película, restaurada digitalmente en alta definición (2K), se presentó en dos versiones: doblada al castellano, con su doblaje histórico, y en versión original subtitulada al español.

En ella, se nos cuenta la disparatada historia de Chick y Wilbur (Abbott y Costello), los desastrosos transportistas encargados de llevar los cuerpos del Conde Drácula (Bela Lugosi) y del monstruo de Frankenstein (Glenn Strange) desde Londres a Estados Unidos para ser exhibidos en el Museo del Terror. Ni que decir tiene que las temibles criaturas volverán a la vida y nuestros protagonistas se meterán en mil y un problemas, uno de ellos causado por pedirle ayuda a Larry Talbot (Lon Chaney Jr.)…

Podéis leer el artículo completo “Abbott y Costello vuelven a los cines“, que incluye un resumen con las mejores películas del dúo cómico, en Generación Young.

Un nuevo regreso…

Hace mucho que no escribo aquí, por los problemas de falta de tiempo y de motivación de los que ya hablé en alguna ocasión y que llegaron hasta el punto de dejar pasar el séptimo aniversario de moonfleet sin hacer ni siquiera un comentario, algo impensable en otras épocas del blog.

Pero el tiempo pasa, las motivaciones vuelven y por diversas circunstancias he empezado una nueva aventura en Generación Young, un blog donde podéis encontrar las últimas novedades de nuevas tecnologías, música, deporte, famosos, televisión y cine. Y es en esta última sección, lógicamente, donde escribiré con más frecuencia.

La consecuencia más inmediata de cara a este blog es que retoma su actividad, ya que al menos enlazaré aquí los posts que vaya publicando en Generacion Young y que tengan relación con moonfleet. La segunda consecuencia es que también volveré a escribir aquí algún articulillo, cuando el tiempo del que dispongo me lo permita.

Y ahora, sin más, me despido de vosotros por hoy. Muchas gracias por seguir ahí.

Mi quiniela de los Oscars

De nuevo publico este post demasiado tarde, casí al límite, y sin tiempo para organizar un concurso-desafío como a mí me hubiese gustado. Pero como sé que hay gente que tiene ganas de medir sus apuestas a las mías (aunque no sea públicamente) aquí os dejo mi quiniela de los oscars de este año. Podéis leer la lista completa de nominados en la imdb.

Aquí van mis predicciones:

Mejor película:The Artist“. Porque es una película a la que es difícil no amar y cuando una película cumple ese requisito casi siempre gana los oscars. En este caso, además, se trata de una maravilla de película (aunque no es la única joya de la lista de nominadas) así que me alegraré de su victoria.

Mejor director: Michel Hazanavicius por “The Artist”. Porque es el máximo responsable de la que será triunfadora de los oscars, por su valentía y su decisión para sacar adelante un proyecto por el que nadie daba un duro.

Continuar leyendo “Mi quiniela de los Oscars”

‘The artist’ de Michel Hazanavicius

Aunque prometí volver en otoño, ha sido necesario asistir al estreno de una película como “The artist” para encontrar la motivación suficiente para volver a escribir. Y es que la cinta de Michel Hazanavicius es la mejor película, la más valiente y la más emotiva que he visto este año (y he visto unas cuantas).

Es difícil imaginarse la ingente cantidad de energía y de convicción que habrá necesitado el director para sacar adelante un proyecto como este en pleno siglo XXI, con la industria volcada en promocionar el cine en 3D.  Porque, para aquellos que no lo sepan, “The artist” es una película muda en blanco y negro, pero es también puro entretenimiento repleto de risas, de lágrimas, de emoción; cine con mayúsculas.

Es difícil hablar de una cinta tan perfecta como esta sin caer en el tópico de soltar una lista de sus virtudes. Pero ¿cómo resaltar unos elementos sobre otros en una película en la que todo es maravilloso? Desde las interpretaciones de Jean Dujardin, Bérénice Bejo, James Cromwell o Penelope Ann Miller hasta la inmensa banda sonora de Ludovic Bource o la fotografía de Guillaume Schiffman; todo juega al servicio de una historia, contada ya otras veces pero pocas de esta manera.

Hay talento en esta película, cierto, pero aún más que dicho talento, me llama la atención el tremendo amor al cine que destila cada una de sus imágenes y la afilada inteligencia que se aprecia, no sólo en la puesta en escena, sino en elementos tan sorprendentes como el sonido (¡en una película muda!) o algunos toques de guión sencillamente sublimes.

No me quiero extender más. Sé que habrá espectadores reacios a ir al cine por tratarse de una película muda. A ellos les recomiendo que venzan sus reticencias y le den una oportunidad porque no se van a arrepentir. “The artist” es, además de una gozada, una película que pasará a la historia, una película de esas que, algún día, podremos presumir de haber asistido a su estreno. Y, amigos míos, ya se hacen pocas así.

Valoración final: 10 sobre 10