‘En tierra hostil’ de Kathryn Bigelow

Póster de  'En Tierra Hostil' (The hurt locker)Imagínate que tu trabajo es desactivar bombas en las calles de Bagdad. Trabajas a pleno sol, con un traje de protección que eleva la temperatura a la que estás sometido más allá de los 60 grados. No sabes si la gente que te está mirando mientras haces tu trabajo, quieren matarte o son simples curiosos. Tienes solo unos segundos para tomar decisiones de las que dependen las vidas de los que te rodean y la tuya propia.

Lo peor de todo es que te encanta.

“La guerra es una droga” es parte de la frase con la que comienza “En tierra hostil” (The hurt locker) y resume en buena medida el conflicto del personaje principal, interpretado con una fuerza que traspasa la pantalla por Jeremy Renner. Su personaje necesita la adrenalina que genera su cuerpo en esas situaciones, es adicto a ellas. Además, tiene el convencimiento de que lo que él sabe hacer no valdrá de mucho en su pueblo natal, donde le espera una mujer y una niña a las que casi teme más que a las propias bombas.

Todo esto nos es narrado por Kathryn Bigelow con su habitual habilidad, consiguiendo que entremos tanto en la película que os puedo asegurar que casi terminé con agujetas de la tremenda tensión de algunos momentos.

Casi nada falla en esta película que, por cierto, se pasa en un suspiro y que te atrapa desde su mismo prólogo. Prólogo muy importante, por cierto, ya que en él nos introducen el mundo en el que nos moveremos durante el resto del film.

Aunque es verdad que buena parte del mérito es de la habilidad como directora de Kathryn Bigelow, más que demostrada ya en “Le llaman Bodhi” o “Días extraños“, no sería justo olvidarse del guión de Mark Boal, escrito tras trabajar como reportero en Irak, ni de la soberbia labor de montaje de Chris Innis y Bob Murawski o la fotografía de Barry Ackroyd derrotada en los oscars por los “bonitos” paisajes digitales de “Avatar“.

Remata el asunto con unas actuaciones llenas de fuerza y totalmente carentes de histrionismo, lo que ayuda a la verosimilitud de la historia, y lo que nos queda es un peliculón de los que se clavan en la memoria y que se impuso, con todo merecimiento, al taquillazo de Cameron en los pasados Oscars. Eso sí, “Up” me sigue pareciendo mejor.

Valoración final: 9 sobre 10

PD: A ver si ahora, un año de estos, les da por reivindicar a John McTiernan, otro gran director de cine de acción desaparecido desde hace un tiempo.

PD2: Si alguien os comenta que la película es propaganda estadounidense o alguna chorrada por el estilo, recomendadle un buen psicólogo.

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

19 opiniones en “‘En tierra hostil’ de Kathryn Bigelow”

  1. @Elias
    Pues no he terminado ni de leerla porque se descalifica a sí misma en las primeras líneas. Por cierto, dice que el oscar a la banda sonora se lo han dado a “En tierra hostil” cuando en realidad se lo han dado a “Up” (aunque la banda sonora de “En tierra hostil” está muy bien, todo hay que decirlo).

    Lo dicho, a ese señor (¿seguro que es periodista? mal vamos!!!) le recomiendo un buen psiquiatra, unas clases de educación y un poquito más de cultura antes de ponerse a descalificar cosas que ni siquiera me queda claro si ha visto.

    Saludos

  2. Los prejuicios son muy malos consejeros, y muchas críticas a esta película y a otras americanas sobre la guerra de Irak están muy condicionadas por los prejuicios que tenían sus autores al verlas :).

    La tensión de la historia y el retrato del sargento James están muy logrados. Es una estupenda película que sólo nos muestra, no juzga a nadie. ¿Que los iraquíes salen poco? Vaya, claro, está contada desde el punto de vista de un soldado americano, no sé qué esperaban.

  3. @MacGuffin
    Sí, pero además el fulano ese expresa sus opiniones y prejuicios de una forma totalmente lamentable. En fin, que hay gente “pa tó” y ya había oído algunas voces diciendo que la peli glorificaba al ejército de los estados unidos y tonterías similares.

    Hay gente que tiene la mente muy contaminada por la política, me parece a mí.

    Saludos

  4. Pues si es propaganda la verdad es que está muy bien hecha, hasta el punto de haberme tragado ese “panfleto” sin pestañear.

  5. Elias, perdona por la expresión, pero no sé de donde has conseguido ese enlace, he leído dos párrafos y ya he estado a punto de vomitar. No sé quien es el esperpento que ha escrito eso, pero desde luego no anda muy bien de la cabeza que digamos.

    Saludos

  6. @Muad’Dib
    Jejeje, y ya sabemos todos lo fácilmente convencible que eres tú con los panfletos estadounidenses 😉

    @Lumen
    Totalmente de acuerdo. Yo ni siquiera terminé de leer el “artículo” del individuo ese.

    @joan
    Me temo que si alguien tiene la mente tan retorcida como para ver propaganda de guerra o un panfleto a favor del ejército estadounidense, nada de lo que digamos podrá cambiarlo.

    Por cierto joan, en tu artículo (con el que no estoy de acuerdo pero que está mejor escrito que el otro enlazado aquí) dices “Los hombrecitos dorados atraen como nada en los afiches de los cines. Más millones garantizados”. Te informo que la película fue un fracaso absoluto en los cines estadounidenses y solo ahora, con los premios, es posible que termine siendo rentable. Que una cosa es estar contra la guerra de Irak y otra utilizar argumentos que son pura mentira.

    Tengo el convencimiento de que muchos de los que la critican ni siquiera la han visto y de que todos ellos tenían su opinión decidida antes de verla. Esto último, me parece a mí, invalida cualquier opinión.

    Saludos a todos

  7. Yo también pienso que decir que En tierra hostil es pura propaganda es fruto de los prejuicios. Se asocia el que el nivel textual de la superficie sea la guerra de Irak y que no lleve un mensaje explícito contrario a ella con que se está a favor y la defiende. Yo propongo hacer una comparación con Avatar a nivel de “mensaje” y a ver cual es más pro-bélica y más perniciosa. A priori lo que decía antes: En tierra hostil el prota es un miltar y nos identificamos con él, tiene que ser la que lleva un “mal mensaje”, y Avatar en teoría presenta un “buen mensaje” pro-ecologista, pro-indígena, etc. Pero si se escarba un poco uno se da cuenta que: quien conduce a los indígenas a las salvación es un MARINE, que en pocos meses ya ha aprendido todos los entresijos de su cultura y los lidera domando a un animal que sólo unos elegidos habían conseguido, además logra lo que los científicos no han podido en muchos años. ¿Qué tenemos entonces? Que el marine es una especie de super-hombre, y si a eso le añadimos la fascinación por las armas y las máquinas de Cameron, ¿cuál es la película pro-bélica? Hay que saber leer entre líneas para darse cuenta de lo que nos están contando. Lo de Fernando Trueba es de chiste, que diga lo de “peliculita de tiros” de forma despectiva cuando hace años que sus pelis son pura bazofia…

  8. Yo tampoco veo la propaganda por ningún lado. No sólo creo que no es propaganda sobre el ejército de EE.UU., sino que tampoco lo es de la guerra en sí. Ni tampoco lo contrario. Es bastante fría con respecto a esos temas: su argumento, su motor narrativo, está centrado en el personaje y su adicción, que podía ser la guerra, el juego o el valium.

    Pero voy a admitir que lo sea…. ¿qué problema habría en el caso de que lo fuera? Porque yo, sinceramente, no veo ninguna. Es perfectamente compatible la propaganda con el arte cinematográfico. Einsenstein con “El Acorazado Potemkin” y Riefenstahl con “El Triunfo de la Voluntad” lo demostraron con dos ejemplos ideológicamente opuestos. ¿O qué podemos decir de “La Ley del Silencio”, de Kazan?

    En mi opinión, el problema no radica en la propaganda, sino en la ideología que tenemos cada espectador. A veces valoramos las películas en función de si la ideología que se inserta en ellas se parece más o menos a la que tenemos cada uno (o la que creemos tener, que también pasa). Pero lo más curioso es que la ideología de “En Tierra Hostil” es neutral, ya que el conflicto iraquí no es el tema de la película, sino el conflicto interior del sargento: es ideológicamente neutral por necesidad narrativa. Creo que cuando algo es neutral, el lector, oyente o espectador se siente incómodo y quiere ver una posición ideológica en ello. No sé si me he explicado bien (lo he intentado, eso sí).

    Por cierto, la ideología tampoco me importa mucho para ver una película. Por poner un ejemplo de andar por casa (cinematrográfica), Ken Loach, cineasta ideológicamente comprometido, tiene buenas películas (“Agenda Oculta” o “Riff-Raff”) y otras que yo mandaría directamente al cubo de la basura (“Ladybird Ladybird” o “Tierra y Libertad”). ¿No será que el cine es algo que funciona independientemente de propagandas e ideologías? (Es una pregunta retórica).

    Saludos a todos,

    Ferre

    PD: Espero que Trueba califique de propaganda capitalista a “Uno, dos, tres” de su adorado Billy Wilder, que era capaz de utilizar la falta de libertad de las personas (las que vivían en el Berlín Este) para hacer una comedieta sobre la Coca-Cola. (Para que nadie se llame a engaño, aclaro que “Uno, dos, tres” es una obra maestra, una de las mejores comedias de la historia).

  9. @Red Stovall
    Habrá que tener paciencia, querido amigo. Yo, afortunadamente, no he hablado con mucha gente que opine así. Claro que, desafortunadamente, en realidad casi nadie la ha visto.

    @joan
    Efectivamente Joan, los dos enlaces que adjuntas me parecen llenos de inexactitudes o, directamente, torpezas intelectuales. En algún caso incluso malintencionadas. Pero temo que será imposible convencerte a ti o a cualquier otro así que ni lo voy a intentar.

    @lil_johan
    Es que si hay un amante de los militares en el cine estadounidense ese es James Cameron. Por otra parte, a la hora de ver una película todo este tema me trae sin cuidado.

    @Ferre
    100% de acuerdo contigo. La ideología no me impide disfrutar de una buena película. Tengo mis dudas de si realmente Trueba ha dicho lo que dicen que ha dicho (ya se sabe cómo funciona aquí el periodismo) pero si lo ha hecho creo que habrá sido más en plan “voy a quedar bien con esta gente” que pensando de verdad lo que dice. Por otro lado… lo mismo ni la ha visto.

    “Uno, dos, tres” es una maravilla!!!

    Saludos

  10. “El fin justifica los medios” Maquiavelo

    “Aunque el engaño sea detestable en otras actividades, su empleo en la guerra es laudable y glorioso, y el que vence a un enemigo por medio del engaño merece tantas alabanzas como el que lo logra por la fuerza.” Maquiavelo

    Al final creo que estamos de acuerdo:
    “Es perfectamente compatible la propaganda con el arte cinematográfico”

    Saludos

  11. @joan
    Bueno, en lo de la compatibilidad sí. En lo de que esta película es propaganda bélica… radicalmente no!!!!!! Es más, en mi opinión el que vea eso en esta película no ha entendido absolutamente nada de lo que ha visto o está cegado por su propia ideología política.

    Y lo de Maquiavelo muy bonito pero vamos, que no viene a cuento.

    Saludos

  12. Gran película que me sorprendió gratamente.

    La historia es buena y está bien llevada, y a medida que pasa el tiempo el prota te va ganando (de la misma forma que se gana al resto en la película).

    Y de propaganda nada de nada, no hay más que ver la parte de la desactivación del coche y la llegada del oficial.

    Pero bueno, todo tiene detractores.

  13. @Manuel
    Y ya no es que haya escenas en las que se ve que la cosa no es propagandística, es que lo que no se me ocurre es una sola escena donde la gente pueda olerse tufillo pro-guerra o belicista. Estoy simplemente alucinado.

    Es verdad que vas entendiendo al protagonista conforme avanza la película. No lo comenté pero al principio parece un simple cowboy estúpido pero poco a poco vas entendiendo los motivos por los que es así y vas sintiendo más lástima por él que desprecio.

    Y sí, todo tiene sus detractores y hay que aceptarlo. Lo que a mí me saca de mis casillas, y no lo niego, es que los detractores no tengan el más mínimo argumento salvo la pura “conspiranoia”.

    Saludos

  14. Mi película favorita de todas las que se presentaron a los Oscar. Seguida de Up y El secreto de sus ojos.

    Solamente le encuentro virtudes, aunque algunos pasajes de transición parecen de segunda división comparados con las escenas de “acción”.
    La escena de los francotiradores es fabulosa.
    Para mí es un peliculón como la copa de un pino. Una de las grandes películas bélicas de los últimos y, quizás, de todos los tiempos.

    Calificarla de panfleto yanki es de miras muy, muy cortas.
    Es le mismo discurso progre que tilda a Harry Callahan de fascista.
    Chorradas como pianos.

Comentarios cerrados.