‘Los mundos de Coraline’ de Henry Selick

Poster de Los mundos de CoralineHenry Selick dirigió en 1993 una obra maestra titulada “Pesadilla antes de Navidad” y lleva desde entonces intentando repetir un éxito similar, aunque solo sea para que la gente deje de atribuirle todo el mérito a Tim Burton.

Tenía yo puestas muchas esperanzas en que, quizás, “Los mundos de Coraline” (Coraline) supusiese para Selick un éxito similar. Mimbres no le faltaban al cesto.

“Los mundos de Coraline” está basada en la novela homónima de Neil Gaiman, ganadora de los premios Hugo y Nébula de 2003 y nos cuenta la historia de Coraline (Dakota Fanning en su versión original), una niña a la que sus padres no le hacen mucho caso, que encuentra, en su nueva casa, una puerta a un mundo mágico que resulta ser una visión idealizada de su propio mundo. Al menos aparentemente…

Tenía, como dije, muchas esperanzas  en esta película y, aunque el resultado es bastante satisfactorio, no resiste la comparación con la protagonizada por el inolvidable Jack Skellington.

La película, con claro regusto a “Alicia en el país de las maravillas” nos presenta a los personajes bastante de sopetón, de hecho, casi podríamos decir que carecen de presentación. Esto se debe, en mi opinión, a la eliminación de hasta 9 canciones de la película que, en principio, iba a ser un musical con canciones del grupo They Might Be Giants. Presiento que el número inicial nos presentaba a los personajes y al suprimirlo decidieron que no era necesario hacerlo.

Curiosamente, pese a esa ausencia de presentación, la película  tarda bastante en comenzar y eso provoca que en la primera media hora la acción avance muy lentamente, sin llegar a aburrir.

A partir de la primera media hora, en cambio, el ritmo de la película mejora notablemente y sin llegar a enamorarnos del film sí que nos mete de lleno en ese mundo fantástico y peligroso que hay al otro lado de la puerta.

La verdad es que salí del cine bastante contento porque, ya digo que sin ser una maravilla y siendo, en cierto modo, una ligerísima decepción, acababa de ver una película bastante buena que demuestra la potencia del Stop-Motion en estos tiempos en los que parece que la animación por ordenador se está comiendo todo el pastel.

“Los mundos de Coraline” supone, de hecho, la película más larga jamás rodada en stop-motion y la primera en ser rodada íntegramente en 3-D. Si la parte cinematográfica hubiese estado a la altura de la parte técnica (la animación es prodigiosa), posiblemente estaríamos hablando de una cinta inolvidable.

Valoración final: 7,5 sobre 10

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

2 opiniones en “‘Los mundos de Coraline’ de Henry Selick”

  1. @MrLombreeze
    Pues espero que te merezca la pena, que si no me voy a sentir culpable, jeje.

    Ansioso espero tu veredicto aunque si la has visto en casa, entiendo que la dejases. Yo en casa suelo ser más exigente con las pelis que en el cine porque la cantidad de distracciones posibles es mayor. ¿Os pasa lo mismo o estoy loco? (mmm, ahora que lo pienso no son excluyentes)

    Saludos

Comentarios cerrados.