‘El mandarín’ de Eça de Queirós

En el rincón más apartado de la China existe un mandarín más rico que todos los reyes que nos cuentan las historias y las fábulas. Nada sabes de él, ni de su nombre, ni de su rostro, ni de la seda con que se viste. Para heredar sus inagotables caudales basta con que toques esa campanilla que está a tu lado sobre un libro. El mandarín solamente exhalará un suspiro en los confines de Mongolia. En ese momento será un cadáver. Y tú verás a tus pies más oro del que puede soñar la ambición de un avaro. Tú, que me lees y eres hombre mortal, ¿tocarás la campanilla?

Este es el maquiavélico dilema que se le presenta al protagonista de “El mandarín“, una novela corta escrita por Eça de Queirós (“Los Maia“, “El crimen del padre Amaro“) a finales del siglo XIX y que he tenido la suerte de leer este verano.

En su momento, la escritura de la novela le supuso al autor el rechazo de buena parte de la crítica y la “intelectualidad” por considerarla una traición a la corriente realista de la que era destacado representante.

Sin embargo, vista hoy en día, difícilmente podría haber escrito un relato más universal y eterno ya que es imposible leerlo sin preguntarse uno mismo qué es lo que haría en caso de estar en lugar de Teodoro, protagonista de la novela.

Bien sea como fuente de reflexión o como entretenimiento literario, que por supuesto no son incompatibles, os aconsejo que os acerquéis a esta novela sin ningún miedo. Sus apenas cien páginas se dejan leer de un tirón si así se desea y creo que es de esas lecturas que no os dejarán indiferentes.

La novela está editada por Acantilado, editorial que me gusta especialmente pese a que algunos de sus libros quizás sean un pelín caros. Si alguien desea leerlo en su ordenador puede descargarlo de la web del proyecto Gutenberg haciendo clic aquí.

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

2 opiniones en “‘El mandarín’ de Eça de Queirós”

  1. En los tiempos que corren, para muchos ya no sería un dilema, lo tendrían más claro que el agua. De hecho tal vez debería cambiar el condicional por presente de indicativo.

  2. Pocas veces me ha gustado menos tener que darte la razón, querida Anita. Hoy en día el dilema no es tal dilema para la mayoría y el pobre mandarín lo tendría crudo…

    Besos

Comentarios cerrados.