‘Diamante de sangre’ de Edward Zwick

Diamante de Sangre Leonardo DiCaprio Jennifer Connelly Djimon Hounsou

Estimado Señor Edward Zwick:

Usted no sabe quién soy soy y seguramente no llegue a saberlo nunca. Soy tan sólo un pobre cinéfilo que se dirige a usted con el firme propósito de ofrecerle mis más sinceras disculpas. Disculpas que creo necesarias porque, durante meses, he sostenido que no era usted el director adecuado para llevar a cabo un proyecto con un tema y unos actores tan atractivos.

Hace unos días, merced a la amabilidad de Warner Bros España y la mediación de muchocine.net, tuve ocasión de ver “Diamante de sangre” (Blood Diamond). Mis expectativas iniciales, de encontrarme con una película correcta, carente de fuerza, no podrían haber sido más erróneas.

Siempre le he achacado a sus películas una falta de pasión que, en mi opinión, era necesaria para las historias que nos muestra: “Leyendas de pasión” se quedaba a medio camino de la gran obra que debería haber sido y otro tanto, en menor medida porque su guión me parece inferior, se podría decir de “El último samurai“. No me malinterprete, son buenas películas, pero no son grandes películas.

En cambio, “Diamante de sangre”… eso sí es cine de verdad. Ahí sí que ha mostrado usted toda la pasión que la película requería. Tal vez su estilo no sea tan llamativo y reconocible como el de Spielberg o Scorsese; usted es más invisible para el espectador, pero esta vez ha dado lo mejor de sí mismo y ha sabido extraer lo mejor de los demás (algo muy importante en un director).

Es verdad que le ayuda un estupendo guión de Charles Leavitt, que entra de lleno en lo esencial del asunto a tratar, sin perder el tiempo en explicaciones inútiles. Un guión que nos explica los personajes a la perfección. Un guión sin frases de más o de menos. Un guión casi perfecto al que, quizás, sólo le sobren las dos o tres páginas finales (aunque no me resulten molestas). Pero no destripemos nada, que nunca se sabe quién nos puede estar leyendo.

Le felicito también, señor Zwick, porque creo que sus actores nunca han estado tan bien. Los tres actores principales son estupendos actores y no es difícil que estén bien, es cierto, pero lo meritorio no es que estén bien sino lo bien que están. Djimon Hounsou y Leonardo DiCaprio están increibles, viven sus papeles y nos los hacen vivir, llenan la pantalla en un duelo interpretativo de altura en el que nos estampan en la cara lo lejos que puede llegar un ser humano, aunque sea por motivos muy diferentes.

No quisiera dejar de lado a una Jennifer Connelly, olvidada en los premios de este año, que está tan bien como sus compañeros y tiene aún mayor protagonismo del que yo esperaba. Para colmo, sus escenas con DiCaprio son pura química, algo muy difícil de ver hoy en día en el cine porque se suele olvidar que la química es algo que nace del cerebro, es fruto de la inteligencia y no se consigue simplemente con juntar dos cuerpazos y enseñar algo de piel. Y usted lo sabe, su guionista lo sabe, sus actores lo saben; por eso DiCaprio y Connelly echan chispas en ese enfrentamiento que mantienen entre el pragmatismo más radical y el idealismo más combativo. Sé que me repito pero no encuentro otra forma de decirlo: los actores de su película se comen la pantalla.

Podría hablarle de la maravillosa fotografía de Eduardo Serra, de la banda sonora de James Newton Howard, del impactante sonido o del montaje de un Steven Rosenblum que a la tercera tal vez gane el oscar; todos ellos son parte muy importante en la creación de algunas de las escenas de acción más memorables de los últimos años.

Lo que me sería muy difícil explicarle, señor Zwick, es lo emocionante que me resultó su película, lo desgarradoras y emotivas que son algunas de sus escenas o hasta qué punto disfruté y sufrí a la vez, viendo este retrato de lo que le hemos hecho entre todos a África. Todo ello sin tener, en ningún momento, la sensación de que me estuviesen vendiendo un panfleto.

Porque ese acierto en el planteamiento inicial es su gran triunfo: haberse planteado la película como un alegato sin olvidarse de hacer lo que tiene que hacer; cine de calidad.

Por todo ello, gracias señor Zwick y disculpe de nuevo mi falta de confianza.

Atentamente: Jeremy Fox.

PD: Si me pide mi opinión, yo le daría a su película un 9,5 sobre 10.
PD 2: Lo sé, no me ha pedido mi opinión, pero los cinéfilos somos así de presuntuosos.
PD 3: Le adjunto el póster en español de la película (clic en la imagen para verlo en grande) por si le resulta de interés.

También en Moonfleet:

[tags]Diamante de Sangre, Edward Zwick, Leonardo DiCaprio, Djimon Hounsou, Jennifer Connelly[/tags]

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

27 opiniones en “‘Diamante de sangre’ de Edward Zwick”

  1. A mí también me encantó, me parece una película impresionante. Una historia muy bien contada, con una mezcla de drama y aventura (aunque resulte frívolo llamarle “aventura” a esa pesadilla) muy bien engarzados. Se agradece un personaje como el de Jennifer Connelly, no abundan mucho en los películas actuales personajes femeninos de este tipo.
    Suscribo todo lo que dices en cuanto a actores, banda sonora…, y en cuanto al final.

    Hacía tiempo que no salía tan emocionada/satisfecha del cine. Lástima que no tenga más nominaciones.

  2. Me olía que tenía que ser buena y tengo ganas de verla desde que vi a Di Caprio en “The Departed”…. lo que no me esperaba era tanto elogio por tu parte!!.. desde luego que no me la pierdo..
    saludos

  3. Como bien sabes, Anita, yo también creo que merecería más nominaciones de las que tiene y también salí del cine muy emocionado.

    Por supuesto, como siempre, recomiendo verla en versión original, para poder disfrutar a tope de las impresionantes interpretaciones.

    Go: “The Departed” (Infiltrados) es otra maravilla. Lo primero que las diferencia es que la mano de Scorsese se nota mucho más que la de Zwick. “Diamante de Sangre” es más de conjunto, al menos así lo veo yo. Dos de las joyas del 2006 estadounidense que al final va a ser mejor año de lo que yo pensaba.

    Saludos

  4. Jo, qué crítica tan entusiasta… me lo apunto y te recordaré cuando la vea, para bien o para mal 🙂 Independientemente del director, esta es la típica película que veré acompañado de mi cargamento de prejuicios, siendo el mayor de todos el que tiene toda la pinta de ser una película sobre UN GRAN TEMA o UN TEMA MUY IMPORTANTE y hecha con MUY BUENAS INTENCIONES. Suelen ser cosas que me hacen salir huyendo. Pero bueno, tantos elogios por tu parte supongo que quieren decir algo.

    Sobre Scorsese, fue mi director preferido en los ochenta. He visto Taxi Driver más de una docena de veces y perdí la cuenta de las de Uno de los nuestros o After hours. Pero desde El cabo del miedo no he vuelto a ver una película suya no ya que me parezca buena o digna del talento que le suponía, no, simplemente que no me parezca lamentable. Claro que como voy con retraso aún no he llegado a Infiltrados (Kundun la dejé por el camino y Gangs of New York me mirá con ojos suplicantes desde el DVD original que me regalaron en verano… y a mí me da una pereza!), así que esperaré para mojarme con ésta. De las últimas en caer, El aviador y No direction home… aparte de parecerme penosa la primera y aburrido hasta límites máximos el documental sobre Dylan, me lleva a reafirmarme en la idea de que este hombre ya no sabe hacer nada que baje de los 150 minutos. Como le den ahora el Oscar que no le dieron cuando lo merecía se acabará de cerrar el absurdo de Hollywood sobre su figura.

  5. Pues yo conociéndote, querido Conway, apostaría a que no te va a gustar la película. Me cuesta imaginarte dejando a un lado tu cargamento de prejuicios (jeje, disculpa mi maldad). Siempre he opinado que tener expectativas es normal y lógico, pero tener prejuicios es una tara que anula la capacidad de juicio.

    Sobre Scorsese yo creo que su presunto declive ha sido exagerado por la gente. “El aviador” no es de sus mejores películas pero aún así es una buena película y la dirección de Scorsese es impresionante. Otra cosa es que tal vez no trate temas tan arriesgados o desgarradores como al comienzo de su carrera pero eso es otro tema.

    “El cabo del miedo” me encanta. También me encanta “La edad de la inocencia”, “Casino” y ahora “Infiltrados”. Sigo pensando que tiene una de las filmografías más grandes de entre los directores vivos.

    Por cierto, sí, creo que este año le dan el Oscar. Es curioso que todo el mundo acepta que la vida no es justa y sin embargo les sorprende que los Oscars no lo sean…

    Saludos

  6. Tengo que ver esta pelñicula, más si escucho decir que es buena. Habñia leído algunas críticas negativas, pero me generaban mucha desconfianza. Di Caprio viene actuando en un nivel superlativo, esta la anoto.

  7. Estás disculpado, querido Jeremy. En realidad no me conoces bien, lo de los prejuicios es exageración y un poco de pose. Si la veo y me gusta no hay prejuicio que valga. Y si lo llamas expectativas pues es ponerle otro nombre a lo mismo: al hecho de que cuando vas a ver una peli de Woody Allen sabes con lo que te puedes encontrar y que cuando va a ver una de Santiago Segura pues también. Y eso es así, ni es una tara ni anula la capacidad de juicio. Es una evidencia. Que si luego Torrente 4 es una obra maestra pues saldremos dando palmas con las orejas. Pero es poco probable…

    Sobre Scorsese… ha habido decadencias peores. Ridley Scott podría ser un ejemplo (aunque yo creo que Scott se murió después de Blade Runner y que en Hollywood pusieron a un Nexus en su lugar, le programaron para vivir eternamente y así ha ido pariendo tenientes O’neiles, tormentas blancas, gladiatores y buenos años sin ningún sentimiento de culpa). Pero el Scorsese de El aviador no puede ser el mismo de Taxi driver. La edad de la inocencia la tengo muy olvidada, sólo recuerdo el infinito aburrimiento que me produjo. Casino es un bluff, una película consistente en volver a hacer Uno de los nuestros pero contada todo el rato con voz en off, con mucha menos originalidad y fuerza. Y qué decir de aquella con Nicholas Cage y Patricia Arquette…

    Sobre la justicia o injusticia de los Oscar y la vida… te ha quedado brillante, jeje. Pero no he hablado de sorpresa: será una injusticia nada sorprendente. Además, con lo han ido premiendo en lo que va de siglo, más que de justicia o de injusticia habría que hablar cachondeo. Que les quiten el whisky a los académicos!

  8. Sigo pensando, William, que hay cierto tipo de cine que sencillamente no encaja con tus inquietudes o tu paladar y que da igual lo bueno o malo que sea: no te va a gustar.

    Y sí hay diferencia entre expectativa y prejuicio. La expectativa no afecta para nada a la capacidad de juicio mientras que el prejuicio sí. Estoy seguro de que irás a “Diamante de sangre” y en cuanto haya una escena de acción (y hay bastantes) dirás “puff, ya estamos a tiros, estos yanquis…” sin pararte a pensar si es una buena escena, si tiene sentido, si está bien rodada, etc.

    Decir que Gladiator es una mala película a mí me parece raro, la verdad. ¿Que me gusta más “Alien” o “Blade Runner”? Pues sí. Pero de ahí a decir que esa es mala… hay un camino muy amplio.

    Scorsese, insisto, dirige hoy en día tan bien como en los 70 y 80, o mejor. Sus temas quizás no te interesen tanto, pero como director no ha empeorado ni un ápice.

    Los Oscars de los últimos cuatro años han sido: “Chicago”, “El señor de los anillos: El retorno del rey”, “Million Dollar Baby” y “Crash”. ¿De verdad te parecen malas películas?

    En fin, insisto en insistiré siempre: si no me gusta la pasta, no me pongo a criticar pizzerías y a decir que son malas.

    Saludos

  9. Pese a que te reconozco tu gran capacidad como polemista, creo que la frase “La expectativa no afecta para nada a la capacidad de juicio mientras que el prejuicio sí” no me parece correcta. La expectativa afecta, claro que afecta. Además, en cuestión de cine todo juicio es subjetivo y por tanto condicionado por todas las circunstancias del enjuiciador, expectativas y/o prejuicios incluidos. La crítica objetiva no existe porque una crítica es al final una opinión. Tratar de ser objetivo con el cine me parece una pretensión chorras por imposible. Luego las opiniones serán más autorizadas o menos, más válidas o menos, más elaboradas o menos, pero son opiniones y subjetivas como tales.

    Luego tú mismo prejuzgas mi opinión ante ciertas secuencias basándote en otro prejuicio (erróneo) sobre mí: que ante las escenas de acción diré “puff, ya estamos a tiros”. A mí me gusta la acción si está rodada como yo creo que debe rodarse y como una finalidad para un fin. Los tiros porque sí, rodados en multiángulo, con planos de microsegundo en secuencias eternas pues ya no. Anda que no hay películas de acción que me gustan… Pero me parece q estamos hablando en abstracto sobre hipótesis.

    Gladiator… mala, sí, Jeremy. Mu mala, coño. Mala de guión (diálogos y personajes simples y estúpidos, historia grotesca, tópica y previsible), mala de realización (torpe, efectista y con efectos visuales cantarines) y mala de interpretación (Russell Crowe poniendo cara de palo y Joaquin Phoenix montando el numerito a la mínima ocasión). Es mala en sí misma, sin compararla con ninguna otra. Ya si me la comparas con las otras dos me salen sarpullidos 😉

    Crash me parece mala también, sí. Me parece arquetípica y que sus personajes son inverosímiles por cuanto parecen sacados de un manual de sociología: el negro bueno, el negro malo, el blanco rico, el blanco pobre, el inmigrante, etc, etc. No es una película, es un sermón. Y no me gustan.

    Ahora bien, Gladiator, Crash y El aviador no creo que entren en la categoría ‘Pizzerías’, tienen poco en común entre ellas. Así que tu visión de que cuando no me gusta una película concreta es porque no me gusta el género al que pertenece o la temática de la que trata y que por tanto no debería juzgarlas me parece reduccionista y simplona.

    Claro que siempre es divertido polemizar contigo, incluso en días de bastante curro como hoy 🙂

    Salu2

  10. “Vete de mí” sí que es mala… 😀

    Te diré una característica que diferencia claramente la expectativa del prejuicio. Los que vamos con expectativas al cine salimos sorprendidos a menudo porque las expectativas (buenas o malas) no se cumplen. En cambio los que van con prejuicios casi siempre aciertan porque acaban encontrando una excusa que les dé la razón en su prejuicio.

    Y sí, dicen que soy un buen polemista aunque te aseguro que no es algo voluntario. Es que no doy mi brazo a torcer fácilmente.

    Por cierto, extraído de la RAE:
    Prejuicio: 2.-Opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal.

    Expectativa: 2.-Posibilidad razonable de que algo suceda

    No me digas que son lo mismo porque no te voy a dar la razón (ojo a la palabra tenaz en la definición de prejuicio, que es clave).

    Saludos

  11. Oh, querido Jeremy, tú sí que eres tenaz:

    prejuicio.

    1. m. Acción y efecto de prejuzgar

    Si nos saltamos (interesadamente) la primera acepción de prejuicio estamos falseando el debate. Toma prejuicio por ahí, como prejuzgar, o sea, juzgar antes de tiempo. Pero lo de la tenacidad lo encuentro un poco traído por los pelos, por mucho diccionario RAE que me saques. En cualquier caso, te doy la razón: ambas cosas no son lo mismo. A partir de ahora diré expectativa en vez de prejuicio.

    Salu2

    Y qué va a ser mala Vete de mí, hombrepodios! 😉

  12. En absoluto falseo el debate. Si lo falsease no hubiese puesto el número 2 en la definición para darte pistas. Pero si lees prejuzgar dice: 1. tr. Juzgar de las cosas antes del tiempo oportuno, o sin tener de ellas cabal conocimiento.

    Que vamos, más claro agua.

    A mí me sigue pareciendo mucha casualidad que cierto tipo de pelis siempre sean malas las haga quién las haga y las haga como las haga. Que jamás hayas visto una buena película de superhéroes, por ejemplo. Tú te empeñas en que no es así, pues vale.

    Y “Vete de mí” no le llega a “La noche de los girasoles” o “Azuloscurocasinegro” a la suela de los zapatos. Pero bueno, eso ya es otro debate.

    Cuando veas “Diamante de sangre” te espero con la seguridad de que te parecerá mala 😛

    Saludos

  13. La definición de prejuzgar la tenemos clara. Todos de acuerdo en eso. Pero… por qué sacas los superhéroes a relucir? No es justo. Y aunque afirmara que nunca haya visto una película buena de superhéroes, de ese caso concreto nunca deberías inferir que cierto tipo de películas siempre sean malas, las haga quien las haga o como las haga. No, no, no. Un grano no hace granero. Jeremy, que pierdes facultades para el debate. Te ciega la pasión 😉

    Y aunque has desvíado mucho el tema original (sacando de paseo a los superhéroes y a Vete de mí), te doy la razón en que ésta no le llega a las que mencionas a la suela de los zapatos, claro que no.

    La verdad es que me han entrado ganas de ver Diamante de sangre. Además sale Jennifer Connelly: no puede ser mala!!

    Salu2

  14. Jajajaja, lo admito, lo de los superhéroes ha sido un golpe a la línea de flotación. Pero un buen golpe, ¿eh?

    Jennifer Connelly está estupenda en la película y tiene más protagonismo del que esperaba. Han hablado tanto de los dos protagonistas masculinos que pensé que ella aparecería poco o como mera comparsa pero no es así.

    Saludos

  15. Fuera del debate entre expectativas y prejuicios, yo vi la película sin ninguna de las dos cosas porque no sabía quién era el director. Y a mí, francamente, me parece que la película es una de esas que podemos llamar “peliculitas”. Se ve con comodidad, tiene cuatro o cinco secuencias buenas, pero yo la pasión esa de la que hablas no la veo por ningún sitio. Tal vez el que te invitaran te hiciera verla con otros ojos, pero a mí no me transmitió nada. Y, sobre todo, me parece que trata a los autóctonos (los negros) como a unos tontos a los que los blancos torean como quieren. El protagonista es tan, tan, tan bueno, que es tonto. Y esos guerrilleros a los que se encuentran y que se quedan pasamados ante una cámara de fotos, bueno, inenarrable.
    Si yo hiciera como tú y puntuara, no la suspendería, pero difícilmente le daría más de un seis.
    Pero ya sabes, opiniones hay para todos los gustos.

  16. Bueno, zero neuronas, además de manifestar mi sorpresa por el hecho de que un guionista como tú no conozca a Edward Zwick, tengo que decir que verla en el cine seguramente emociona más que verla en casa en una copia bajada de internet que es como presiento que la has visto tú, jejejejeje.

    Comentario malicioso el mío, cierto, pero no siempre voy a ser bueno, ¿no?

    Yo no veo que trate a los negros como tontos. Lo que pasa es que el egoismo de los blancos les sorprende porque la codicia llega a niveles que el protagonista no es capaz de entender.

    Los guerrilleros no se quedan pasmados, pero les gusta la notoriedad y la importancia de ser retratados por una reportera. Cuando los cámaras de televisión andan por las calles de España la gente reacciona de forma similar así que no creo que sea irrespetuoso, es un detalle de humor para aligerar la tensión que se acaba de vivir en la escena anterior.

    Por cierto, vi por invitación “X-Men 3” y la puse a caldo. A mí se me puede invitar pero no se me puede comprar. Aunque si alguna productora quiere pagarme para que hable bien de una película que no me guste diré que por un millón de euros quizás lo hiciese, jeje.

    Saludos

  17. La copia tenía calidad DVD, lo único es que de vez en cuando aparece un mensaje de “Para los miembros de la academia” o algo así, en inglés claro. Por lo demás, nada que objetar a tus objeciones, ya te digo que son puntos de vista (aunque no conocer a Edward Zwick no me parece ningún delito, vista su filmografía como director).

    De todas formas, también he visto, como sabes, la última de Robert Altman en una copia bajada por internet, y me ha encantado.
    Un saludo.

  18. Jajaja, claro hombre, si te lo decía por picarte, no por otra cosa. De todas formas convendrás conmigo en que una película de Altman pierde menos al verla en televisión que una superproducción como “Diamante de sangre”.

    Pero bueno, ya te digo que esa parte te la dije de coña así que no le demos más vueltas. Tengo mucha curiosidad por conocer cual será la reacción del público ante la película, la verdad, porque no tengo nada claro si va a pasar desapercibida o va a gustar.

    Saludos

  19. Madre mía.. aquí va a haber sangre pero sin diamante!!
    estoy flipando con las opiniones de “william conway”, desde luego que no las comparto -ninguna-.
    Anoche vi “Diamantes de sangre” en un preestreno y me pareció estupenda. Los actores están más que bien y Di Caprio no puede ir más a mejor… Es una peli tensa, con muchos tiros, pero no creo que haya nada gratuito..
    Me falló mucho el doblaje, supongo que porque me he acostumbrado a la versión original, pero la voz que le ponen a los negros (que ahora hablo autóctono ahora hablo “español”) sí que da risa..
    Saludos

  20. Mi ego es aún mayor que el conjunto de mis prejuicios… digo expectativas, así que el que hablen de mí me estimula. ¿Mis opiniones son flipantes? Me siento un incomprendido.

    Nada de sangre, yo elegí el camino de Gandhi y de King. Y Jeremy es un señor muy majo y muy educado.

    Al menos me reconforta haber contribuido a que el señor Jerome pasara un buen rato.

    Salu2

  21. A mí me pasa lo mismo, Go. Estoy acostumbrado a la versión original que es como veo la mayoría de las películas hoy en día y cada vez soporto menos el doblaje. No me quiero ni imaginar el doblaje de esta película porque la voz de Djimon Hounsou es impresionante y está muy bien comprobar el acento que pone DiCaprio que, por cierto, interpreta a un sudafricano así que también es autóctono.

    Mis disputas con William Conway son sólo disputas dialécticas. Además nos conocemos personalmente y sabe que un pirata como yo maneja la espada demasiado bien como para enfrentarse conmigo, jeje. Además no tengo la culpa de tener un paladar cinéfilo más amplio, jojo.

    Saludos

  22. Diamante de sangre, Juegos secretos…Este fin de semana disfrutaré como un loco! Excelente crítica (o carta), Jeremy. Tengo unas ganas inmesas de verla. Sólo hay que esperar dos días…
    Saludos!
    P.D. ¡Ya escribiré la crítica en mi blog!

  23. La verdad es que a mi tb me sorprendió mucho la película esta, sobretodo porque la del “ultimo samurai” me habia parecido bastante mala, y con un guion que dejaba bastante que desear. Pero me animé a ver este “diamante de sangre” más que nada por las nominaciones y porque decian que era entretenida pero por encima de todo porque estaba una de mis actrices favoritas, una actriz a la que adoro, Jennifer Connelly, injustamente olvidada este año en los oscar, no por este papel, que tb lo hace genial sino por el de “Juegos Secretos” que esta soberbia. Realmente estoy de acuerdo contigo Jeremy en cuanto a la quimica que destilan Dicaprio y Connelly en sus escenas juntos, se me erizaba la piel, notabas que esa quimica no era fingida sino real entre ellos. Traspasaba la pantalla. Zwick se ha superado con esta película, ha sabido crear una película que conciencie y a la vez entretenga. y eso no es facil. Mi nota es de 9, si hubiera eliminado las ultimas paginas del guion. las ultimas escenas, sería perfecta, en eso estoy muy de acuerdo. Lo dicho, una sorpresa sobre todo por descubrir
    a un Dicaprio que al fin esta poniendose las pilas a nivel interpretativo (y esto lo dice uno que lo detestaba antes de ver esta película).
    Por cierto Ramon Bacells te recomiendo encarecidamente la de Juegos Secretos, ya veo que este finde habras disfrutado en el cine, ya nos contarás tus impresiones.

  24. Subrayo tus comentarios Jeremy en cuanto a las escenas de acción, son geniales, te ponen de los nervios y te mantienen pegado a la butaca, la banda sonora de James Newton Howard, que ya nos tiene acostumbrado a esas maravillas que el compone y sobre todo la fantastica fotografía con unas imagenes que te quedas embobado, se nota el talento de este señor. No se si habeis visto “la joven de la perla” de Scarlett Johansson, preciosa película en la que Mr Serra tb fofografió. Si podeis verla, porque tb tiene unas imagenes maravillosas.

  25. SOY JOHANNA DE ALEMANIA (BERLIN) AHORA ESTOY EN SALTO URUGUAY NO SE ESCRIVIR MUY BIEN EL ESPAÑOL.VINE A SALTO PARA VER CSI ENCONTRAVA NOVIO JAJAJAJAJAJA!!!!!!!!!! PERO COMO SOY MUY ROMANTICA , LEO MUCHO Y ESCRIVO MUCHAS HITORIAS DE AMOR QUE SON CREADAS POR MI LE PARESE ABURRIDO. ME GUSTARIA CONOSER A ALGUIEN ROMANTICO PERO QUE NO LEA NI ESCRIVA QUE SOLAMENTE ME CONFORMO CON ME REGALE UNA CHOCOLATE UNA FLOR,ETC. A POR SIERTO TUVE LELLENDO SU PAGINA Y ESTA BUENISIMA SIGAN ASI. LES CONTE ALGO SOBRE MI PARA QUE ME CONOSCAN UN POQUITO MAS ESTE ES MI CORREO JOHANNAGASJER@HOTMAIL.COM

  26. Pues por fin la vi. Y qué quieres que te diga, estoy de acuerdo con zero neuronas, creo que te cegó la pasión del preestreno porque la peli es flojita, flojita, un entretenimiento simplón con pretensiones “de calidad”, cocinado para “todos los públicos”, con una buena dosis de maniqueísmo, de malos de pandereta y de situaciones que en ocasiones bordean el ridículo y donde apenas salvo un par de momentos, que casi siempre tienen que ver con Jennifer Connelly -y no por motivos hormonales, aclaro-. Que conste que casi todos los defectos que le encuentro a la pelicúla están ya en el guión, que es una tontunada que recurre al sentimentalismo barato con los recursos más bastardos, básicos y efectistas, pero así todo es exactamente la película que cabe esperar de alguien como Edward Zwick.

    Salu2

Comentarios cerrados.