Princesas de barrio.

PrincesasPoster

La gente que me conoce sabe que, desde que tuve que abandonar las costas de Moonfleet rumbo al destierro, no soy muy amigo de enfrentarme a películas que me puedan provocar bajones anímicos. Ayuda a ello el hecho de que la mayoría de directores que afrontan dicho tipo de cine no suelen estar lo suficientemente dotados como para hacerlo bien (cosa que, ciertamente, parece un mal generalizado). Sin embargo hay gente que se ha ganado para mi el crédito suficiente para conseguir que vaya a ver una película suya sin importarme la temática. Uno de esos directores es Fernando León de Aranoa: ayer vi Princesas.

Las Princesas de Fernando León son prostitutas y no han tenido la suerte de vivir una vida de cuento. Son gente como Caye (Candela Peña), que mira con recelo a las prostitutas inmigrantes, o como Zulema (Micaela Nevárez), de República Dominicana, que le envía todo el dinero que puede al hijo que dejó allí. Ambas son princesas que caminan perdidas, sin equilibrio, en un mundo desolador pero real, lleno de depredadores sin escrúpulos dispuestas a empujarlas al abismo y de gente demasiado inocente o ciega para ver la verdad.

Lo que, en manos de otro director cualquiera, se hubiese convertido en una insorportable acumulación de anécdotas trágicas, se convierte aquí en una maravillosa historia de amistad y dignidad. Una dignidad que sitúa a las protagonistas muy por encima de la mayoría de personajes de la película. No cae el director, como ya digo, en el recurso fácil a la tragedia. Las prostitutas tienen sus momentos buenos, sus sueños, sus alegrías, sus bromas, sus escenas de cuento (no lo olvidemos, son princesas). Lo que sucede es que son tan solo contrapuntos en una vida dura de la que resulta difícil escapar. Y cuando se decide a enseñarnos esos momentos duros la película es despiadada, durísima, duele mirarla pero hay que hacerlo porque lo que se nos cuenta es real y a veces tenemos que dejar de girar la cabeza para otro lado y afrontar el mundo en el que vivimos. Ver esta película es una obligación.

princesas11Como véis hablo mucho del director porque le considero, en este caso, el gran artífice del milagro que es esta película. Primero por haber escrito un guión que es un prodigio de capacidad de síntesis, de saber extraer lo realmente sustancial de un tema y dejar de lado lo demás. Segundo porque no se olvida de que el cine es contar una historia con imágenes: una mano apoyada en otra mano, un móvil sonando que nadie quiere o se atreve a coger, una madre que se niega a aceptar que su marido murió, miradas, pequeños gestos, matices que hacen que el espectador llore de pura emoción.

Sí se olvida, inteligentemente el director, de moralizar, de lanzar discursos retrógrados o condescendientes sobre el fenómeno de la prostitución. No es ese el tema de la película y él lo sabe. La película nos habla de personas, marginadas sí, pero que se tienen las unas a las otras. Juntas encuentran la fuerza para seguir, para resistir esta perra vida a la espera de que llegue ese gran día en el que todo cambie. Las Princesas de Fernando León no sueñan con reinos imposibles o Príncipes azules, simplemente sueñan con alguien que les vaya a buscar al salir del trabajo…

Por supuesto en una película de estas características, la aportación de los actores resulta fundamental. Aquí también han acertado de pleno los responsables de la película porque todos, absolutamente todos los intérpretes están sublimes. Casi resulta injusto destacar a unos por encima de otros pero no puedo dejar de mencionar a Candela Peña y Micaela Nevárez porque ellas dos aguantan buena parte del peso de la película. Verlas y escucharlas es una delicia para los sentidos como deliciosa resulta la emotiva y sencilla banda sonora de la que se puede escuchar un fragmento en la página web de la película.

En definitiva, lo que Fernando León de Aranoa ha creado es una obra maestra como la copa de un pino. Un monumento de cine social bien entendido. Un salto sin red del que sale victorioso, porque él, al contrario que a sus Princesas, no parece afectarle la rotación de la tierra.

Valoración final: 10 sobre 10.

Por Jeremy Fox

Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...

11 comentarios

  1. Veo que estás solo defendiéndola a capa y espada, vistas las opiniones que circulan por ahí, aunque nadie la haya puesto a parir. Mañana me toca verla, y veremos si estoy con ello o contigo. Lo que sí es cierto es que tu crítica me ha aumentado las ganas de verla pero mucho mucho

  2. Candela Peña es una de mis musas.
    Pero no estoy muy convencido de ir a ver la peli, no es el tipo de cine que me gusta, aunque sea buena película…

    Pero bueno, viendo lo bien que la pones consideraré el verla 😉

  3. Lo de Obra Maestra es un poco excesivo. Es otra muestra de cine social español. Una más, hecha por quien mejor sabe hacerlo. Los dialogos a pesar de ser bonitos, muchas veces no son creibles.
    Por debajo de «Barrio» y «Familia» pero un poco por encima de «Los Lunes al Sol».

  4. A mí es que este tipo de cine me parece un poco falso y tramposillo, con guiones que explotan el poner al espectador de su parte a través de la «concienciación social». Tanto Barrio como Los Lunes al Sol me parecieron peliculillas muy olvidables, en la que los personajes marginales son todos muy buenas personas, vamos todos estupendos (en dos palabras y simplificando: buen rollito) y a todos les pasan cosas jodidísimas, con lo que la teórica realidad que pretenden mostrar me da la impresión de diluirse. Opinión personal.

    Ah, eso no quita para que comprenda las tragedias sociales. Una cosa es el cine, otra la realidad.

    Por poner un ejemplo de una buena (muy buena) película que no explota esto, aunque toque el tema: Ciudad de Dios.

    Pero bueno, lo mismo me pasa con Ken Loach, que después de hacer unas estupendas Agenda oculta y Lloviendo piedras, se dedicó a hacer cosas que le pegaba más a los antiguos Estrenos TV, como Ladybird, Ladybird.

    Saludos a todos.

  5. Bueno, he tardado en poder conectarme así que os contesto de una tacada.

    Juanan: El «cine social» generalmente no es lo mío (no me gusta ni el término). Vi esta por su director y me alegro porque no me ha defraudado. La prostitución es contexto, no protagonista. Un contexto poderoso, eso sí.

    RobGordon1982: otra muestra más… bueno, mi opinión del cine social español no es muy positiva. En todo caso coincido en que me gusta más que «Los Lunes al Sol» a la que yo le daría un 8 o un 8,5. «Familia» era mi favorita hasta ahora y «Barrio» no la vi.

    Ferre: estoy más o menos de acuerdo contigo pero no creo que el retrato de los personajes de «Los lunes al sol» fuese exclusivamente positivo aunque era sin duda favorecedor. Como ya dije antes, el cine social no es ni mucho menos mi favorito. Para los que me conocen creo que resultará incluso gracioso verme defender esta película. Ah! tampoco soy fan de «Ladybird, Ladybird».

    Resumiendo: los que no disfrutaron «Los lunes al sol» no disfrutarán aquí, al menos eso creo. Pero los que sí, es posible que disfruten de esta tanto o más. Yo la disfruté como un enano. Se encendieron las luces y las lágrimas de la emoción aún corrían por mi cara. ¿Qué más puedo pedir?

    Saludos a todos/as y perdón por la longitud de la respuesta.

  6. Me encanta León de Aranoa, y sobre todo me gusta muho esa pedazo de actriz que es Candela Peña. Así que no tengo excusaspara no ir a ver esta película.
    Con todo el entusiasmo que la has descrito ya puede ser buena, que si no…

  7. A mi me ha gustado. Aparte de el entorno social, en mi opinion retratado bastante bien, no hay que olvidar que se trata de un pelicula no de un documental, habla de algo mas, de amistad, sueños, esperanzas.. quizas no de 10, pero es una gran pelicula.

  8. A mí también me ha encantado.

    Me parece una película excelente que toca (entre otros)un tema complicado como es la prostitución y lo hace sin entrar en valoraciones éticas o morales de ningún tipo, y de hacerlas, versan más bien sobre la clientela que sobre las profesionales.

    Además, me parece que tenía una papeleta difícil con el final, que Fernando León resuelve estupendamente.

    Por lo demás coincido con lo dicho por Jeremy Fox y Hulk.

    Saludos a todos!

  9. HAy comentarios que hacen flipar, ell Ken Loach del cine español es uno de ellos, que Fernando Leon es un buen guionista es el segundo y más flipante aún. NO puede haber guiones buenos con personajes sin objetivos, no he visto en mi vida pelicula más aburridamente plana que Los Lunes al sol, no creo que llegue a ver princesas despues de haberla visto… No parece raro que alguien tan premiado en españa pase siempre sin pena ni gloria por los circuitos internacionales? más qeu talento Fernando Leon lo que ha sabido ser es un hábil lobbysta, no es el primer director mediocre que termina teniendo corte, nada como la publicidad.

Los comentarios están cerrados.