“Sahara”, aventuras sin complicaciones

La película que fui a ver ayer tenía, a priori, elementos ciertamente temibles. “Sahara” está dirigida por Breck Eisner, el hijo de Michael Eisner (hasta este año todopoderoso jefazo de la Walt Disney), en lo que parece un claro enchufe con la intención de cederle a su hijo una posible franquicia cinematográfica en caso de ser un éxito la primera entrega (hay 14 novelas del personaje protagonista). Por otro lado, el autor de la novela, Clive Cussler, ha demandado a los productores de la cinta porque no han pedido su visto bueno para el guión, cosa que según él estaba estipulada en el contrato. Con estos antecedentes la cosa no pintaba bien.

La película nos presenta al aventurero y buscador de tesoros Dirk Pitt (Matthew McConaughey) y a su inseparable y graciosillo amigo (Steve Zahn) en busca de un barco acorazado de la Guerra Civil americana que está hundido en las costas de Nigeria (la verdad, escrito parece aún más ridículo). Por otro lado Eva Rojas (Penélope Cruz) es una doctora de la OMS que investiga el origen de una epidemia que está causando estragos entre la población de Mali. Lógicamente estos tres personajes se acabarán encontrando y viviendo múltiples aventuras.

Pues bien, quizás influido por mis bajas pretensiones sobre la película tengo que decir que no me ha resultado para nada antipática. El guión es francamente plano y, hasta cierto punto, estúpido y sin sentido pero es que la película no es en ningún momento pretenciosa. El único propósito que tienen los autores es hacernos pasar un rato entretenido. Si estamos dispuestos a entrar en el juego, la película no nos defraudará. Todos aquellos que disfruten de las películas de James Bond de los últimos años o de películas como “La Búsqueda” encontrarán “Sahara” altamente satisfactoria (incluso la banda sonora nos recuerda en algunos momentos a la serie Bond). Ahora bien, si nos empezamos a hacer preguntas sobre el guión entonces nos parecerá un auténtico bodrio.

Si se me pide una nota de 0 a 10 yo le daría un 5 muy raspadito. Me siento generoso estos días. Será que estaba de buen humor.

Autor: Jeremy Fox

Jeremy Fox es Miguel Baneira o al revés, ya nadie lo tiene claro, ni siquiera yo. Físico por estudios, informático de profesión y amante de los libros, la música, los cómics y, por supuesto, el cine. No estoy loco, es que me han dibujado así...